Definición de sinarquía

La noción de sinarquía deriva del vocablo griego synarchía, que puede traducirse como “poder conjunto”. La Real Academia Española (RAE), en su diccionario, menciona como primera acepción del término al gobierno formado por distintos príncipes que se reparten la administración de los diferentes sectores del Estado.

Sinarquía

El concepto, de todos modos, suele usarse para nombrar a la influencia que tienen ciertas personas, empresas u organizaciones en la gestión económica y política de una nación. La sinarquía, en este sentido, está formada por corporaciones e individuos poderosos que condicionan el accionar de los gobernantes elegidos por el pueblo.

Suele decirse que la sinarquía es el poder oculto o el poder en las sombras. La población, por ejemplo, puede votar en elecciones democráticas y elegir a un presidente. Este mandatario es el representante de los habitantes y quien está habilitado a tomar decisiones trascendentes para la administración de los asuntos públicos. Sin embargo, si una sinarquía influye en el alcance de sus medidas, en realidad el presidente no puede ejercer el poder real, con lo cual gobierna alguien, o un ente, que no fue votado popularmente.

Se entiende a la sinarquía como un conjunto de potencias invisibles o clandestinas que inciden en ámbitos como la economía, la política, la religión y la cultura. Puede afirmarse que los principales magnates de las finanzas, por citar un caso, tienen un comportamiento sinárquico.

En México, en tanto, la Unión Nacional Sinarquista impulsó el movimiento conocido como sinarquismo a fines de la década de 1930. El sinarquismo se definía a sí mismo como nacionalista, católico y anticomunista.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de sinarquía (https://definicion.de/sinarquia/)

Buscar otra definición