Definición de terco

El adjetivo terco se emplea para calificar a la persona testaruda, porfiada o tozuda. Por ejemplo: “¿Por qué eres tan terco? Te estoy diciendo que los documentos no están en ese cajón”, “Siempre he sido un hombre terco: no me detengo hasta conseguir aquello que me propongo”, “Es difícil que dos personas tan tercas se pongan de acuerdo”.

Terco

El individuo terco, por lo tanto, se mantiene firme en una posición. No tiene en cuenta los comentarios o las opiniones de los demás si está convencido de lo que piensa. Por otra parte, aunque la realidad le demuestra que está equivocado o que una situación no es tal como él cree, el sujeto terco insiste con su pensamiento o sus acciones.

De esta manera, la terquedad puede tomarse como algo positivo o negativo según el contexto o las consideraciones de cada uno. En algunos casos, se valora que una persona sea terca ya que demuestra constancia, firmeza y convicción: pese a las dificultades, sigue adelante con su proyecto.

A los seres humanos no suele gustarnos aceptar nuestras debilidades, admitir que no entendemos algo o que sabemos poco de una materia determinada. Muchas veces, esto nos lleva a actuar como si tuviéramos todas las respuestas a los problemas de los demás, y por eso los aconsejamos con demasiada rigidez, como si nuestras palabras representaran el único camino correcto; si tras esta actitud nos encontramos con ideas opuestas, entonces acusamos a nuestros interlocutores de tercos, solamente por no actuar como nosotros esperábamos.

Dicho esto, siempre existe la posibilidad de que nuestros consejos no sean buenos, o de que existan mejores, más adecuados para la otra persona. En un caso así, la supuesta terquedad de quien se niega a aceptar nuestras indicaciones puede resultar en una verdadera solución. Historias de este tipo tienen lugar en muchas familias, cuando los padres trazan el camino que desean ver recorrer a sus hijos, y éstos se mantienen firmes en sus propias decisiones.

TercoMuchos “jóvenes tercos” se han convertido en grandes profesionales de todos los ámbitos, y gracias a su resistencia la humanidad ha dado grandes saltos a nivel científico y cultural. Esta actitud suele estar ligada a una convicción poco común, a una confianza en uno mismo que no resulta fácil de explicar ni se condice con los demás aspectos de la personalidad: por ejemplo, muchos individuos aparentemente inseguros actúan así en casos específicos, generalmente relacionados con la vocación, aunque no responda a su constante necesidad de satisfacer a los demás.

Hay situaciones, sin embargo, que demuestran que la terquedad puede ser nociva. Supongamos que un hombre cree que puede llevar una caja muy pesada de una habitación a otra. Su esposa y sus hijos le dicen que no lo intente ya que no podrá realizar semejante esfuerzo. El hombre, terco, insiste en que puede hacerlo y levanta la caja. Como era de esperarse, da unos pocos pasos y la caja se le cae ya que sus brazos no soportan el peso. En este caso, que el sujeto sea terco resulta en un problema debido a que no le permitió escuchar y aceptar el consejo de quienes lo rodean.

Del mismo modo, cuando los consejos de los padres son genuinos y verdaderamente útiles, negarse a aceptarlos puede traer consecuencias muy graves. Un individuo terco sin razón atrae su propia desgracia. Quien parece estar actuando con terquedad, pero simplemente lo hace para no dejar de lado sus propios sueños, a veces consigue un final feliz.

Existe una banda musical denominada Núcleo Terco, cuyo género es el Oi!, el cual deriva del punk rock y mezcla diversas corrientes. Sus composiciones giran en torno al comunismo y a las victorias de la Unión Soviética sobre el nazismo, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de terco (https://definicion.de/terco/)