Definición de vesícula

Vesícula proviene del latín vesicŭla que, a su vez, es el diminutivo de vesīca (puede traducirse como “vejiga”). Se trata, por lo tanto, de una vejiga de dimensiones reducidas.

Vestíbulo

Una vesícula puede ser una formación ubicada en la epidermis que suele estar llena de un contenido lipídico. Para la biología de las células, en cambio, las vesículas son un orgánulo aislado del citoplasma por una capa lipídica similar a una membrana. Su función es guardar, trasladar y procesar productos y desechos celulares.

La vesícula biliar, por otra parte, es un órgano que se sitúa debajo del hígado y que es uno de los componentes del sistema digestivo del Homo sapiens y de algunos animales. Esta víscera pequeña (mide entre cinco y siete centímetros), con apariencia de pera, tiene como finalidad albergar la bilis (producida por el hígado y necesaria para el proceso digestivo).

Este órgano está conectado al duodeno a través de la vía biliar, compuesta por el conducto cístico y el conducto colédoco. Estos conductos permiten el paso de la bilis al duodeno.

La vesícula biliar se caracteriza por los trastornos que genera la formación de piedras o cálculos que se alojan en su interior y que bloquean la vía biliar. La hinchazón de la vesícula biliar se conoce como colecistitis y puede ser tratada con medicamentos (para buscar la disolución de las piedras) o mediante una operación quirúrgica.

Como hemos expuesto, una de las enfermedades más frecuentes que se pueden producir en lo que es la vesícula biliar son los llamados cálculos biliares. Estos tienen lugar cuando se endurecen determinadas sustancias que existen en este órgano que nos ocupa y eso da lugar a que el paciente sufra una serie de síntomas que dan muestran de la existencia de los citados. En concreto, entre los síntomas más comunes están las náuseas o dolores en espalda, brazo derecho o abdomen.

Las personas con sobrepeso o los adultos mayores son los individuos que más se pueden ver afectados por esta patología, también conocida por el nombre de colelitiasis, que frecuentemente obliga a que el enfermo tenga que someterse a una remoción de la vesícula biliar, es decir, a su extirpación. No obstante, esto no supone ningún tipo de problema pues la misma no es imprescindible para vivir ya que al no existir, la bilis utilizará otras vías para llegar al intestino delgado.

Además de todo lo expuesto podemos decir que los cálculos, a su vez, pueden verse afectados por una serie de complicaciones tales como el carcinoma que es un tipo de cáncer, el mucocele, el empiema que se define por ser una acumulación de pus, el cólico biliar o la colecistitis. Esta patología última consiste básicamente en lo que es una inflamación de la pared de la citada vesícula y tiene como principales síntomas fuertes dolores, sudoración fría, náuseas y también vómitos de diversa intensidad.

Otro uso del término vesícula aparece en la botánica para hacer referencia a la ampolla repleta de aire que tienen algunas plantas que viven en el medio acuático. Estas vesículas se ubican en el tallo o en las hojas.

Para la geología, por último, una vesícula es una abertura en un torrente de lava que se genera por el escape de los gases.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de vesícula (https://definicion.de/vesicula/)
Top