Definición de adopción

Del latín adoptio, adopción es la acción de adoptar. Este verbo hace referencia a recibir como hijo al que no lo es biológicamente, con el cumplimiento de diversos requisitos y obligaciones que establece la ley.

Adopción

La adopción, en este sentido, es un acto jurídico que establece un vínculo de parentesco entre dos personas con una relación análoga a la paternidad. La legislación fija diversas condiciones para quienes desean adoptar un hijo, como ser una edad mínima y/o máxima y la necesidad de contar con plena capacidad para el ejercicio de los derechos civiles.

Por ejemplo: “La adopción de Miguel nos ha cambiado la vida”, “Me encantaría tener un hijo, pero los trámites de adopción son muy complejos”, “Mis padres biológicos me dieron en adopción cuando tenía dos años”, “La adopción es un acto de amor y compromiso”.

En algunos casos, es posible distinguir entre la adopción simple (no implica la sustitución automática de apellidos y el hijo adoptivo no tiene el mismo derecho que el hijo natural en el orden de sucesión testamentaria) y la adopción plena (brinda los mismos derechos que la filiación natural).

Se conoce como adopción internacional a la adopción mediante la cual una pareja se convierte en portadora legal y permanente de un niño nacido en otro país. Suele ser el caso de hombres y mujeres de países desarrollados que viajan a naciones del tercer mundo para adoptar un hijo.

La adopción monoparental, por último, es la adopción por parte de una pareja homosexual. Este tipo de adopción sólo es autorizado por ciertas legislaciones, ya que aún cuenta con un elevado nivel de rechazo social en muchos países.

Requisitos generales para la adopción de un niño

AdopciónSi bien en cada país los requisitos para adoptar un niño son ligeramente diferentes, existen ciertos patrones que siguen todas las naciones para brindar este derecho sólo a ciertas personas.

En primer lugar se encuentra la edad de los individuos adoptantes. Como resulta lógico, existe una edad mínima para poder hacerse cargo de otra persona, dado que es necesario gozar de todos los derechos y estar en condiciones de cumplir con todas las obligaciones de un adulto para embarcarse en esta particular y difícil tarea.

Por citar dos ejemplos, en España se exige que una de las partes haya cumplido 25 años, mientras que en Argentina el mínimo es 30, aunque es posible reducirlo acreditando un enlace matrimonial de al menos 3 años o, hablando de parejas heterosexuales, certificando a través de un médico la imposibilidad de la mujer para quedar embarazada. La complejidad de este requisito no termina aquí, ya que en cada país existen excepciones y casos especiales.

Pero los números presentan más obstáculos a la hora de solicitar una adopción, ya que también suele exigirse un máximo de distancia entre la edad del adoptado y la del menor de los dos adoptantes. A veces, como ocurre en el caso de la legislación Argentina, es necesario asimismo superar la edad del adoptado en 18 años como mínimo, lo cual se toma como garantía de que sus padres contarán con la madurez necesaria para asumir su crianza con responsabilidad.

Otro de los requisitos más comunes suele ser contar con la residencia permanente en el país de la solicitud, o haber residido en él durante un tiempo determinado; sobra aclarar que esto solamente ocurre en países en los cuales no se acepta la adopción internacional.

El proceso de adopción es duro y lento, y es necesario atravesar una serie de fases para demostrar que se cuenta con las aptitudes necesarias para afrontar la educación de un niño, pero también con la voluntad legítima de hacerlo. Para verificar la veracidad de una solicitud, se suelen emplear distintas medidas, como ser entrevistas y visitas al domicilio de los solicitantes.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de adopción (http://definicion.de/adopcion/)