Definición de central hidroeléctrica

Con origen en el vocablo latino centrālis, la palabra central se caracteriza por ser un término con una gran multiplicidad de significados. En este caso, sin embargo, nos interesa hacer foco sólo en la definición que la presenta como el lugar o estructura donde se produce energía eléctrica. Dicha producción puede llevarse a cabo a través de distintos medios.

Central hidroeléctrica

Lo que se conoce como central hidroeléctrica es una instalación que aprovecha fuentes de energía hidráulica para originar otra de tipo eléctrico. Veamos, por lo tanto, qué es la energía hidráulica y qué es la energía eléctrica.

Además de lo expuesto, y antes de entrar de lleno en la definición de los términos citados, es importante que conozcamos que una central hidroeléctrica está conformada por una serie de instalaciones fundamentales como son la presa, las tomas de agua, los aliviaderos, la casa de máquinas y las turbinas hidráulicas.

Energía, a rasgos generales, es una habilidad o capacidad para transformar una cosa o poner algo en movimiento. La noción se utiliza para nombrar al recurso de origen natural que puede explotarse a escala industrial mediante la aplicación de tecnología y recursos varios. La energía hidráulica, en este marco, es una variedad de energía que surge a partir del movimiento del agua, sacando provecho de la energía cinética y potencial de los saltos, las mareas o las corrientes de agua.

La electricidad, por otra parte, se destaca como una propiedad esencial que se hace evidente en un objeto a través de atracciones o repulsiones entre sus componentes a raíz de la presencia de protones o electrones. El tipo de energía basado en esta propiedad y generado por la diferencia de potencial entre dos puntos se conoce como energía eléctrica.

La central hidroeléctrica, en definitiva, es una instalación donde se aprovecha la energía que se genera por medio del movimiento del agua y se la transforma en energía eléctrica. Esto se logra construyendo represas o diques con saltos de agua, por lo general modificando algún curso de agua existente. Es habitual que, con la construcción de una central hidroeléctrica, se inunden terrenos enormes y se alteren los ecosistemas acuáticos.

Existen diversos tipos de centrales hidroeléctricas entre los que se encuentran los siguientes:

Central hidroeléctrica de pasada. Esta puede definirse como aquella en la que no existe una importante cantidad de agua acumulada en lo que es la zona superior de las turbinas. Es fundamental para el funcionamiento de la misma eso sí que haya siempre un caudal constante de agua para poder asegurar una potencia determinada.

Central hidroeléctrica con embalse de reserva. Como su propio nombre indica este tipo de central se caracteriza por el hecho de que se procede a construir una o más presas para que se pueda contar con agua acumulada arriba de las mencionadas turbinas. Esto da lugar a su vez a que se pueda diferenciar entre las centrales de aprovechamiento por derivación del agua o las de casas de máquinas al pie de la presa.

Central hidroeléctrica de bombeo. Si algo define a este tipo de central es que la misma consigue que se haga un uso mucho más racional de los recursos hidráulicos que existen en una zona determinada. Eso se logra porque cuenta con dos embalses situados a diferentes niveles y con unos centrales de bombeo que son las que generan la energía que se hace necesaria.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de central hidroeléctrica (http://definicion.de/central-hidroelectrica/)