Definición de decocción

La etimología de decocción nos lleva a la lengua latina: decoctio. La decocción es el acto y la consecuencia de cocer un producto animal o una sustancia vegetal en agua hirviendo. El término también permite nombrar al líquido obtenido mediante el proceso.

Decocción

Por ejemplo: “De acuerdo a los nativos de esta región, la decocción de veinte hojas de esta planta en un litro de agua permite obtener un antiinflamatorio muy eficaz”, “Los cocineros recomiendan la decocción de una cucharadita de polvo de la raíz en 100 centímetros cúbicos de agua con sal”, “Con el caldo de la decocción de la carne puedes preparar una sopa muy sabrosa”.

La idea de decocción se vincula al procedimiento que se lleva a cabo colocando plantas o carnes en un recipiente con agua hirviendo. Luego de una cierta cantidad de tiempo, el agua se convierte en un producto que incluye diversos componentes de la sustancia que se sumergió en ella: así puede adquirir sabor, color, aroma, etc.

El café, por citar un caso, es una bebida que se obtiene mediante la decocción: los granos, enteros o molidos, son sometidos a la acción del agua hirviendo. El , en cambio, es una infusión: la planta se deposita en agua caliente pero que ya no está hirviendo y se deja en reposo. En el lenguaje coloquial, de todos modos, es habitual que decocción e infusión se empleen como sinónimos.

Tanto en la decocción como en la infusión la finalidad es lograr la disolución de diversas sustancias en el agua para obtener un producto que puede beberse. Por lo general se utiliza un filtro para que en el líquido resultante del proceso no queden partículas sólidas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de decocción (http://definicion.de/decoccion/)