Definición de plantas medicinales

Las plantas son seres orgánicos que viven y crecen, pero que no cuentan con capacidad motora (es decir, no se pueden mudar de un lugar a otro por un impulso voluntario). Los vegetales como las hortalizas y los árboles forman parte de este grupo, que es estudiado por la botánica.

Plantas medicinales

Medicinal, por su parte, es lo perteneciente o relativo a la medicina. Este concepto, que procede del latín medicīna, está vinculado a la ciencia que permite prevenir y curar las enfermedades humanas. Medicina también es un sinónimo de medicamento (la sustancia que previene, alivia o cura las enfermedades o sus secuelas).

Las plantas medicinales, por lo tanto, son aquellas que pueden emplearse en el tratamiento de una afección. Las partes o los extractos de estas plantas son utilizados en infusiones, ungüentos, cremas, comprimidos, cápsulas u otros formatos.

Hay que decir que numerosas son las plantas que, por sus propiedades y características, han pasado a ser llamadas plantas medicinales ya que contribuyen a mejorar la salud de una persona. No obstante, entre las más importantes, las que se consideran más útiles y efectivas se encuentran las siguientes:
• Aloe vera. Estupenda para aliviar las quemaduras así como sus consecuencias es esta planta, que también es empleada en el ámbito de la cosmética para conseguir una piel suave y tersa.
• Manzanilla. Dentro de los llamados “trucos de la abuela” se encuentra el uso de esta planta medicinal que normalmente se prepara en infusión y que tomándola ayuda a mejorar diversos problemas de tipo intestinal.
• Onagra. En aceite es como se emplea este producto que se ha convertido en uno de los remedios naturales más eficaces a la hora de hacerle frente tanto a casos de artritis reumatoide como al colesterol. En este último caso lo que hace es reducir sus niveles, en pro de la salud de la persona en cuestión.
• Ginseng. Cuando hablamos de plantas medicinales tampoco hay que olvidarse de esta otra alternativa que ayuda no sólo a mejorar la diabetes sino también a ponerle fin a los problemas de disfunción eréctil que sufren muchos hombres. Todo ello sin pasar por alto que aporta mucha energía al organismo.

El hibiscus para la hipertensión, la lavanda para paliar problemas y cuadros de ansiedad o la cúrcuma para curar antes diversos tipos de lesiones son otras de las plantas medicinales más utilizadas.

Los remedios procedentes de plantas se utilizan desde la prehistoria. Se han encontrado registros de este tipo de medicina en casi todas las culturas. La industria farmacéutica moderna, por su parte, se basa en dichos conocimientos y en el procesamiento o síntesis de diversos principios activos de las plantas.

Lo que hacen las plantas es, a través de su metabolismo, producir sustancias a partir de los nutrientes que obtienen del medio. Los metabolitos secundarios que se obtienen de las plantas medicinales son aquellos compuestos de uso terapéutico.

Por lo general, los compuestos útiles se encuentran en ciertas partes de la planta, como sus semillas, sus raíces, sus hojas o sus flores. La parte utilizable por la medicina, por lo tanto, depende de la especie en cuestión.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de plantas medicinales (https://definicion.de/plantas-medicinales/)

Definiciones Relacionadas

Top