Definición de nihilismo

Nihilismo es un término que proviene del latín nihil, que significa “nada”. Se trata de la negación de todo principio religioso, social y político. El término fue popularizado por el novelista Iván Turgenev y por el filósofo Friedrich Heinrich Jacobi. Con el tiempo, pasó a utilizarse como burla de las generaciones más radicales y para caracterizar a aquellos que carecen de sensibilidad moral.

Nihilismo

En concreto, podemos establecer que el mencionado Turgenev fue el primero en utilizar dicho término que ahora nos ocupa. En concreto lo empleó en su novela “Padres e hijos”, en la que venía a dejar patente que un seguidor del nihilismo es aquella persona que tiene claro que no puede ni quiere someterse a nadie, a ningún tipo de poder, doctrina o autoridad.

No obstante, no hay que pasar por alto que a lo largo de la historia otros muchos son los pensadores y artistas que han apostado por verter sus opiniones acerca del citado nihilismo. Este sería el caso, por ejemplo, del filósofo alemán Friedrich Nietzsche. Este utilizó el término para crear una profunda teoría en la que venía a dejar patente que la sociedad del momento estaba dominada por aquel.

Pero no sólo eso. También este pensador germano tenía claro que la manera de acabar con el nihilismo, entre otras cosas, era consiguiendo destruir acabar con los valores de la moral de las personas que estaban esclavizadas. De esta forma, se impondrían otras “normas sociales y morales” que darían al traste con el mencionado nihilismo.

A la hora de poder establecer lo que sería el origen de esta corriente, del nihilismo, tendríamos que subrayar que el mismo se encuentra en la conocida como Escuela Cínica, que fue clave en la Antigua Grecia. En el siglo IV a.C fue cuando se puso en marcha la misma que se caracterizaba por criticar de manera dura lo que era la moral y el orden establecido en ese momento.

El nihilismo es una posición filosófica que niega los dogmas. Sostiene que la existencia humana no tiene, de manera objetiva, ningún significado o propósito esencial superior. Por eso se opone a todo aquello que predica una finalidad que no tiene una explicación verificable.

Los nihilistas desean abandonar las ideas preconcebidas y llevar una vida lúdica, con opciones de realización que no estén vinculadas a cosas que consideran inexistentes. Es importante tener en cuenta que el nihilismo no está vinculado al pesimismo o a la falta de creencias, sino que, al negar todo dogma, es una posición abierta a opciones infinitas.

Los filósofos suelen distinguir entre este nihilismo positivo y activo que propone nuevas alternativas del nihilismo negativo o pasivo, encarnado en ideas de negligencia y autodestrucción.

El nihilismo como expresión política está vinculado al anarquismo ya que rechaza las jerarquías, la autoridad y el dominio del hombre sobre el hombre. En algunos países, como Rusia, el movimiento cultural nihilista fue el origen de las agrupaciones políticas anarquistas que lucharon por la abolición del Estado.

El nihilismo también suele asociarse al punk, un movimiento cultural y musical que defiende la autogestión, critica a la Iglesia y se opone al consumismo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de nihilismo (http://definicion.de/nihilismo/)