Definición de patrocinio

Patrocinio, del latín patrocinĭum, es un auxilio, amparo o protección. El concepto puede entenderse desde el punto de vista de la religión o de la economía.

Patrocinio

A nivel religioso, el patrocinio es la advocación de una figura que asume una determinada organización. Esto quiere decir que, al establecer el patrocinio, dicha organización (como un hospital o una escuela) se encomienda a la figura religiosa y pide su protección.

El patrocinio puede estar protagonizado por un santo, el Espíritu Santo, la Virgen María u otras figuras religiosas.

En concreto, podemos establecer que existen dos patrocinios muy importantes:
• Patrocinio de San José. Se trata de la denominación que se le otorga a toda aquella fiesta de San José que tiene lugar en el tercer domingo de lo que es la Pascua de Resurreción.
• Patrocinio de Nuestra Señora. Este, por su parte, es el título con el que se califican a las celebraciones en torno a la figura de la Virgen María que se desarrollan en cualquier domingo del mes de noviembre.

Se conoce como catedrales bajo patrocinio a aquellas que están dedicadas a un santo o a un acontecimiento sagrado. La Catedral de Santa María en Valencia (España), la Catedral de la Asunción de la Virgen María en la Ciudad de México y la Catedral de San Patricio en Melbourne (Australia) son algunos ejemplos.

Patrocinio es además un nombre propio que tiene su origen en el latín. El 15 de enero es cuando las personas que se llaman así disfrutan de su onomástica y, según se dictamina, aquellas se identifican por ser individuos inteligentes, con gran capacidad para escribir, prácticos y que saben explotar al máximo sus habilidades de tipo manual.

Para la economía, el patrocinio es un apoyo que una empresa otorga a un artista o deportista. Suele tratarse de un apoyo económico que se presta a cambio de publicidad: la empresa paga al protagonista para que éste publicite, de una forma u otra, a dicha empresa. Así, una compañía de alimentos puede patrocinar a un equipo de fútbol pagándole una determinada suma de dinero para que la camiseta que utilizan los jugadores lleve el logo de una marca.

El hecho de que muchas empresas e instituciones recurran al patrocinio como forma de publicitarse es debido al hecho de que aquel trae consigo un importante número de ventajas, entre las que destacan las siguientes:
• Se consigue llegar al consumidor sin necesidad de molestarle o interrumpirle, como sí ocurre con los anuncios publicitarios en radio o televisión.
• Se logra que los valores positivos del evento que se patrocina, por ejemplo, se asocien directamente con la entidad que ha apostado por ese medio de publicidad.
• Permite llegar a un mayor número de personas a través de diversos medios que cuentan con variados públicos.
• Da buena muestra de que la empresa en cuestión es solidaria y se preocupa por la sociedad.

El patrocinio también puede ser desinteresado: en ese caso, suele hablarse de mecenazgo. Un empresario puede patrocinar una campaña ecologista porque considera que es correcto ayudar a la preservación del medio ambiente.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de patrocinio (http://definicion.de/patrocinio/)