Definición de penitente

Para poder conseguir el origen etimológico del término penitente, tendremos que marcharnos hasta el latín y es que deriva de “paenitens”. Esta palabra a su vez emana del verbo “paenitere”, que puede traducirse como “arrepentirse”.

Penitente

Esta palabra puede emplearse como sustantivo o como adjetivo, siempre vinculada a lo que mantiene relación con la penitencia.

Es imprescindible conocer, por lo tanto, qué es la penitencia para comprender el significado de penitente. La penitencia es la compunción o el remordimiento que se siente tras realizar algo malo o que, por algún motivo, se cree que no fue bueno haberlo concretado. El concepto también se emplea como sinónimo de castigo y, a nivel religioso, es el nombre que recibe el sacramento que brinda el perdón de los pecados cuando éstos son confesados con dolor y bajo ciertas condiciones.

Penitente, pues, es el adjetivo que nombra al sujeto que cuenta con una penitencia o que lleva a cabo la misma. El penitente es quien, tras evaluar su conciencia, se arrepiente de un comportamiento, se confiesa ante un sacerdote y recibe una penitencia por parte de éste.

La penitencia, en este sentido, permite la satisfacción del pecado. Por lo general consiste en una acción que es sugerida por el cura y que el penitente debe concretar para reparar la falta cometida. Tras indicar al penitente qué debe hacer, el sacerdote puede absolverlo.

De la misma manera, no podemos pasar por alto el importante uso que tiene el término penitente en España. Y es que ese es el nombre que se le da a cada una de las personas que, ataviadas con el capirote y la saya propia de su cofradía o hermandad, acompañan a las distintas imágenes que procesionan por las calles de las ciudades en Semana Santa.

La gran mayoría de esos penitentes, conocidos también como nazarenos o papones, simplemente van ataviados con la citada indumentaria y portan algún cirio o estandarte. No obstante, hay otros que, por una promesa que han realizado, realizan el recorrido con los pies descalzos o bien incluso arrastrando cadenas que tienen sujetas a sus tobillos.

De la misma manera no hay que olvidar que, dentro de la Semana Santa de cualquier rincón de España, se establecen diferenciaciones en cuanto los penitentes. Así, están los siguientes grupos:
-Penitentes con cruz, que son los que, como su propio nombre indican, portan una cruz penitencial.
-Penitentes con insignias, que son los encargados de llevar alguna de las varas o identificaciones de su hermandad durante la salida procesional.
-Penitentes de fila, que son los que realizan el recorrido junto al paso portando un cirio o vela encendido.

A todo esto hay que añadir que, sin embargo, en Andalucía se usan los términos nazarenos y penitentes para nombrar a distintos tipos de cofrades, diferenciándose fundamentalmente por cómo llevan el capirote.

Los Penitentes, por otra parte, es el nombre de una pequeña localidad ubicada en Mendoza, una provincia de la República Argentina. En dicho pueblo funciona una famosa pista de esquí de unas trescientas hectáreas.

En España, por último, la Ruta de los Penitentes es el nombre que recibe una travesía de motociclistas que recorren cerca ochocientos kilómetros en un mismo día.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de penitente (http://definicion.de/penitente/)