Definición de prurito

Prurito es un término que deriva de pruritus, un vocablo latino. Puede tratarse del anhelo desmedido de realizar una acción de forma correcta. Hacer algo sin prurito, en este sentido, supone dejar de lado las formalidades.

Prurito

El uso más habitual de la noción, de todas formas, aparece en la medicina. El prurito es el picor o la irritación que provoca molestias en la piel. Al experimentar prurito, la persona necesita rascarse para aliviar la sensación.

Por ejemplo: “La enfermedad no es grave, pero resulta molesta ya que provoca prurito”, “El prurito en la cabeza puede ser un síntoma de la presencia de piojos”, “Cuando me pongo nervioso, tengo prurito en distintas partes del cuerpo”.

El prurito puede surgir por diversas causas. En ocasiones, se trata de la consecuencia de una picadura, que además provoca una roncha u otra marca en el cuerpo. El prurito también puede aparecer por factores ambientales (como los rayos del sol) o como una reacción química a ciertas sustancias.

Aunque la respuesta instintiva ante el prurito es rascarse, esta medida no es saludable: puede provocar daños en la piel o incluso extender la picazón a otras partes del cuerpo. El uso de compresas frías y lociones capaces de hidratar la piel, en cambio, es recomendado por los especialistas para aliviar el prurito.

Si el prurito es persistente o se experimenta en todo el cuerpo, es necesario consultar a un médico. El prurito puede implicar el desarrollo de una enfermedad infecciosa que requiera de algún tipo de tratamiento.

PruritoEl prurito puede tener diversas causas, tanto inofensivas (provenientes del roce con alguna prenda de vestir o una etiqueta) como preocupantes (éstas van desde la dermatitis hasta el cáncer, pasando por los hongos). En el primer caso, el picor suele durar poco tiempo e incluso desaparecer tras rascarse; cuando se trata de problemas de mayor gravedad, sin embargo, la molestia puede repercutir negativamente en el estado emocional de la persona, en forma de ansiedad y estrés.

Veamos algunos de los factores puntuales que pueden causar prurito en la piel:

* falta de hidratación en la piel;
* residuos en la piel a causa de no lavarla correctamente o exfoliarla con una cierta frecuencia;
* demasiado estrés, especialmente cuando la persona no es consciente de ello;
* carencia de minerales o vitaminas por no alimentarse de manera adecuada o bien por sufrir anemia;
* excesivo sudor, como ocurre a quienes padecen hiperhidrosis;
* respiración deficiente de la piel ante el uso de prendas de vestir fabricadas con ciertos materiales sintéticos no recomendables. Algunos jabones irritantes también pueden ser los causantes del prurito en este caso;
* trastornos en los riñones o en el hígado;
* dermatosis, dermatitis, rosácea, cáncer de piel o psoriasis;
* alergias, estreptococos, caspa u hongos;
* diabetes.

Entre los remedios caseros para calmar el prurito y evitar rascarse se encuentran los siguientes:

* manzanilla: es una hierba con muchas propiedades beneficiosas, ya que además de hidratar la piel tiene una acción desinflamatoria y reparadora, lo que resulta en la reducción del picor. Basta con mojar un paño en una infusión de manzanilla y aplicarla sobre la zona afectada para comenzar a sentir los resultados;

* limón: además de ser cicatrizante, el limón resulta ideal para reducir el prurito. Para aplicarlo se debe humedecer una gasa en un vaso de zumo disuelto en agua tibia y colocarlo durante unos segundos en la piel;

* aloe vera: esta planta goza de un amplio reconocimiento por sus propiedades medicinales y los afectados por un molesto prurito en la piel también pueden beneficiarse de ella, en cualquiera de sus formatos, ya sea en gel, crema o directamente de una hoja recién cortada. Se recomienda lavar la zona afectada con manzanilla antes de aplicarla para obtener mejores resultados.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de prurito (http://definicion.de/prurito/)

Definiciones Relacionadas