Definición de situación comunicativa

Se denomina situación comunicativa al conjunto de elementos que intervienen en un acto de comunicación: el emisor; el receptor; el mensaje; el lugar y el momento donde se concreta el acto, etc.

Situación comunicativa

La teoría de la comunicación indica que, en el acto comunicativo, un emisor se encarga de enviar un mensaje a uno o más receptores. Dicho mensaje se propaga mediante un canal y puede ser comprendido cuando el emisor y el receptor comparten un código. También es importante que el receptor tenga conocimientos acerca del referente del mensaje para comprender de qué se trata.

La situación comunicativa, por lo tanto, se vincula al lugar concreto y al momento específico en los cuales todos estos elementos actúan y se interrelacionan. Es importante destacar que, en una comunicación fluida, los roles se intercambian de manera constante: la persona que envía el primer mensaje se convierte en receptor cuando recibe la respuesta del otro sujeto, luego vuelve a ocupar el rol de emisor y así sucesivamente.

De la misma manera, no podemos pasar por alto el hecho de que en toda situación comunicativa juegan un papel fundamental lo que son las circunstancias que rodean tanto al emisor como al receptor. ¿Por qué? Porque las mismas vienen a influir positiva o negativamente, según cada caso, en ese proceso comunicativo.

Por supuesto, ni que decir tiene que en toda situación como la que nos ocupa también puede hacer acto de presencia lo que se da en llamar ruido. Este podemos decir que es toda la interferencia que puede dañar gravemente la comunicación entre emisor y receptor e incluso hacerla imposible.

En la situación comunicativa, por otra parte, siempre existe un propósito. Esto quiere decir que la comunicación se entabla con algún fin, como dar a conocer una información o pedir una acción al interlocutor.

Por ejemplo: el 8 de mayo a las 10:30 horas, el gerente comercial de una empresa le envía un correo electrónico al dueño de la compañía para avisarle que acaba de cerrar un acuerdo comercial con otra firma. Cinco minutos después, el dueño le responde por la misma vía, felicitándolo e invitándolo a acercarse a su oficina para que le amplíe la información. En esta situación comunicativa, de este modo, los roles de emisor/receptor se intercambian una vez.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto otros aspectos relevantes que tienen que ver con la citada situación comunicativa, como son los siguientes:
-La finalidad o el propósito del emisor puede ser muy variado y diferente. Así, por ejemplo, podemos determinar que puede pretender informar, persuadir, disculpar, contar…
-Para poder conocer si ese instante comunicativo entre ambas partes va por un buen término y es del agrado de las mismas, habrá que fijarse en aspectos tales como la proximidad o lejanía física existente ellas. No obstante, también darán muchos datos al respecto lo que es el tono con el que estén hablando, las posturas que adopten, las miradas que intercambien, los gestos e incluso los silencios que se puedan generar.
-Actualmente el mensaje se puede transmitir de una gran variedad de maneras y métodos: lenguaje oral, lenguaje escrito, email, teléfono, WhatsApp, videoconferencia, carta, fax, telegrama…

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de situación comunicativa (http://definicion.de/situacion-comunicativa/)