Definición de temor

El temor (del latín timor) es una pasión del ánimo que lleva a un sujeto a tratar de escapar de aquello que considera arriesgado, peligroso o dañoso para su persona. El temor, por lo tanto, es una presunción, una sospecha o el recelo de un daño futuro.

Temor

Por ejemplo: “Siento temor por lo que puede pasarme”, “El temor llevó a Adriana a encerrarse en su casa”, “El hombre de cabello azul causaba un gran temor a los vecinos del barrio por sus actitudes violentas y su desprecio por la vida”.

Temor se utiliza como sinónimo de miedo, la emoción angustiosa por un riesgo imaginario o real. Se trata de una sensación desagradable que surge por la aversión natural a las amenazas.

Al tratarse de una emoción primaria, puede decirse que el temor forma parte del esquema adaptativo de los seres humanos y de los animales, ya que representa un mecanismo de supervivencia y de defensa. Gracias al temor, un individuo puede responder con rapidez ante una situación adversa.

Todos los seres humanos en algún momento de sus vidas han sentido temor y es que este es una emoción dolorosa, un instinto común, que tiene lugar cuando se va a producir de manera próxima un determinado acontecimiento que se quiere evitar.

De la misma forma, el hecho de que todos en algún instante hayamos sentido temor también trae consigo que muchas de las situaciones o decisiones que tenemos delante las evitemos y no nos lancemos a hacerlas simplemente por temor a las consecuencias que puedan traer consigo.

Todo ello sin olvidar que también existe lo que se conoce como temor irracional. Este es aquel tipo de temor que se identifica fundamentalmente porque no se sustenta en nada, es totalmente imaginario, pero sin embargo tiene fuerza para impedir que alguien haga algo concreto. Un claro ejemplo de ello es que muchas personas conducen con temor porque piensan que van a tener un accidente.

El temor, además, es importante que tengamos claro que puede pasar a ser una fobia. Por regla general aquella es absolutamente ilógica, no hay una circunstancia que la haga comprenderse. Así, existen fobias a las arañas, a los lugares oscuros, a las aves…

En el lenguaje cotidiano, existe una hipotética escala que ubica al temor como una emoción más leve que el miedo, y a éste en un nivel inferior al terror. Un perro amenazante pero atado puede generar temor; un perro agresivo y suelto, miedo; por último, una jauría de perros rabiosos y exaltados está en condiciones de causar terror.

El temor también puede mutar a una forma de entretenimiento. Ese es el caso de los cuentos de terror o las películas del mismo género, que generan temor pero que pueden ser disfrutados ya que no suponen un peligro concreto.

No obstante, tampoco hay que pasar por alto la existencia de lo que se conoce como temor de Dios. Se trata del respeto y del miedo que hay que tenerle en Dios. Pero también se utiliza ese término para referirse al deseo que todo ser humano tiene de conseguir alcanzar la sabiduría que posee Dios en lo que respecta al bien y al mal.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de temor (http://definicion.de/temor/)