Definición de tono

El concepto de tono proviene del latín tonus, que a su vez deriva de un vocablo griego que significa “tensión”. El término tiene diversos usos y significados, siendo el más frecuente aquel vinculado a los sonidos.

Tono

En el campo de la acústica, por lo tanto, el tono es la propiedad de los sonidos que permite ordenarlos de agudos a graves según su frecuencia.

La percepción del sonido está relacionada al concepto de altura. Esto quiere decir que los sonidos pueden calificarse como altos o bajos de acuerdo a esta altura. Por ejemplo: “Mi profesor de canto me sugirió que comience a cantar en un tono más alto”, “El concierto fue un verdadero desastre ya que el artista estuvo fuera de tono en la mayoría de las canciones”, “Lo siento, no puedo cantar este tema: no es mi tono”.

El tono también es un modo específico de expresar una cosa de acuerdo a los propósitos o las condiciones anímicas del hablante: “Te prohíbo que me vuelvas a hablar con ese tono”, “¿Y ese tono de voz? ¿Tienes algún problema?”.

De la misma forma no podemos pasar por alto el hecho de que el mencionado término también es empleado de manera frecuentemente en el campo de la anatomía. En este caso, lo frecuente es hablar de tono muscular, con el que se viene a hacer referencia a lo que es la contracción de los músculos que son los encargados de determinar la postura de una persona.

Se denomina tono, por otra parte, a la señal sonora que se escucha en un teléfono cuando hay línea disponible o a la señal que suena después de marcar el número con el que se pretende entablar una comunicación: “El teléfono no funciona, hace varios días que está sin tono”, “Intenté llamarte, pero me dio tono de ocupado durante toda la tarde”.

Y todo ello sin olvidar tampoco que existe una amplia serie de expresiones que hacen uso de este concepto que estamos analizando. Así, por ejemplo, se dice “subido de tono” para referirse a cualquier comentario, chiste o conversación que se caracteriza por hacer referencia a una obscenidad. En este sentido podemos establecer la siguiente frase: “Aquel grupo de amigos mantenía un diálogo subido de tono en el que hablaban acerca de las experiencias sexuales más singulares que habían tenido”.

“Salida de tono” es otra de las citadas expresiones que empleamos con cierta frecuencia. Con ella lo que se viene a determinar, de manera coloquial, es que un comentario realizado en el seno de una conversación se considera totalmente inapropiado.

En relación estaría también la locución verbal “bajar el tono”. Esta se suele utilizar para determinar que una persona, que ha realizado previamente un comentario o una expresión absolutamente inadecuada o arrogante, ha modificado su comportamiento y ha apostado por seguir manteniendo un diálogo de una manera más calmada y humilde.

Finalmente habría que subrayar que a nivel coloquial se usa además la expresión “estar a tono” para describir que, dentro de un momento íntimo, una persona está preparada para mantener una relación de tipo sexual.

Tono también puede ser el nivel de luz de un color o el acento particular en la pronunciación.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de tono (http://definicion.de/tono/)