Definición de alícuota

Antes de entrar de lleno en el esclarecimiento del significado del término alícuota, lo que vamos a hacer es descubrir el origen etimológico del mismo. En este caso, podemos indicar que deriva del latín, más concretamente de la palabra “aliquot”, que puede traducirse como “cierto número de”. Esta, a su vez, es fruto de la suma de dos partes claramente diferenciadas: “alius”, que significa “otro”, y “quot”, que es “cuanto”.

Alícuota

Se trata de un adjetivo que alude a aquello que resulta proporcional: es decir, que se vincula a una proporción (la correspondencia que existe entre las partes de algo o entre dichas partes y el todo).

El uso más habitual del concepto de alícuota se vincula a la parte alícuota, que se encarga de medir con exactitud al todo (el todo se divide en partes iguales). Una alícuota, por lo tanto, es una parte del total.

En uno de los momentos donde se hace más uso del término alícuota es cuando alguien ha fallecido y su abogado y notario se va a encargar de llevar a cabo el reparto de su herencia. En ese caso, se establece que la misma se dividirá en alícuotas y cada una de esas le corresponderá a uno de sus herederos.
De esta forma, se establece que, por regla general, lo que suele ocurrir con las riquezas que deja alguien que ha muerto es que esas se proceden a dividir en parte alícuotas. Esto lo que significa es que son porciones iguales y proporcionales.

La idea de alícuota se emplea con frecuencia en el terreno de la economía, más precisamente en lo que está relacionado con los impuestos o tributos. Las alícuotas son proporciones que se establecen a través de leyes para determinar una obligación de tipo tributaria.

En Argentina, por ejemplo, muchos productos son gravados con el Impuesto al Valor Agregado (IVA). La alícuota del IVA, a nivel general, es del 21%. De este modo, un fabricante debe sumar el 21% en concepto del IVA al precio que establece para sus productos.

Un productor decide un precio de 50 pesos para un pantalón. A la hora de ofrecer el producto al público, le añade la alícuota del IVA (21%). Por lo tanto, el comprador debe pagar 60,5 pesos (los 50 pesos del precio más los 10,5 pesos del IVA).

En los laboratorios, la noción de alícuota se emplea con referencia a la parte de una masa o de un volumen que se toma para realizar una prueba. Las propiedades de esa alícuota deben representar las propiedades del total de la sustancia.

Una solución de 1 litro puede dividirse en cuatro alícuotas de 250 mililitros (0,25 litros). Cada una de estas alícuotas debe contar con las mismas propiedades químicas y físicas que la muestra original.

Por regla general, dentro de este ámbito científico cuando se va a tomar una alícuota eso es algo que se realiza con una pipeta que se encuentra debidamente graduada. De esta manera, se conseguirá la medida necesaria y adecuada.

Además en este caso tenemos que subrayar la existencia de distintos tipos de alícuotas como son, por ejemplo, las alícuotas sólidas y las alícuotas líquidas, entre otras muchas más.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de alícuota (https://definicion.de/alicuota/)
Top