Definición de aprobación

La acción y efecto de aprobar se conoce como aprobación. El término procede del latín approbatĭo, mientras que el verbo aprobar refiere a dar por bueno o suficiente algo o a alguien.

Aprobación

Por ejemplo: “Mi madre me dio su aprobación para el casamiento, así que estoy más tranquila”, “La aprobación del proyecto se demoraría varias semanas, de acuerdo a lo señalado por fuentes del oficialismo”, “Ya tengo todo listo para empezar la construcción: sólo resta recibir la aprobación de los planos por parte de la municipalidad”.

Uno de los ámbitos donde más significativo es el término aprobación es en el político y legislativo. Y es que es fundamental en el proceso en el que salen adelante o no determinadas leyes que afectan a la vida de todos los ciudadanos.

En el caso de España se establece, en la Constitución del año 1978, una serie importante de directrices acerca de cómo debe llevarse a cabo la mencionada aprobación legislativa. Así, por ejemplo, se dictamina que para que cualquier ley orgánica pueda aceptarse, modificarse o derogarse es imprescindible que se consiga una mayoría absoluta del Congreso de los Diputados.

Por el contrario, por regla general, todo lo que son las leyes de tipo ordinario se podrán aprobar si simplemente consigue el respaldo de la mayoría simple del mencionado organismo del país.

A lo largo de la Historia hay que subrayar que han existido diversas normas y legislaciones que cuando han conseguido la aprobación, de los dirigentes políticos de aquel momento, se han convertido en auténticos hitos. Este sería el caso de la ley del divorcio, la del aborto, la que abolía la esclavitud o la que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La aprobación también consiste en asentir a una doctrina o coincidir con una opinión o propuesta: “El público dio su aprobación al discurso del candidato con un fuerte aplauso”, “Intenté conseguir un cambio en las condiciones de su plan, pero mi jefe no me dio su aprobación”.

Obtener una calificación de aprobado en un examen o evaluación también recibe el nombre de aprobación: “Estoy a punto de recibirme, sólo me tienen que confirmar la aprobación de un examen”, “Ya presenté el trabajo final, pero el profesor me dijo que no puede darme la aprobación”.

Para conseguir ese aprobado, cualquier alumno tiene que obtener un mínimo de un 5, una nota de Suficiente en la prueba, pues en caso contrario habrá suspendido. A partir del 5, por regla general, las denominaciones son Bien para un 6, Notable para el 7, Notable Alto para un 8, Sobresaliente para un 9 y Matrícula de Honor para un 10.

Lo opuesto a la aprobación es la desaprobación, que consiste en reprobar o no asentir a algo. Una persona que da su aprobación a un proyecto, está otorgando su visto bueno o conformidad. En cambio, si el sujeto desaprueba el mencionado proyecto, lo que hace es oponerse o, al menos, no brindar su apoyo: “Raúl me dio su aprobación así que mañana mismo viajamos para concretar el negocio” y “Raúl no me dio su aprobación por lo tanto tenemos que suspender el viaje” son enunciados que demuestran cómo puede cambiar una situación de acuerdo a su aprobación o desaprobación.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de aprobación (https://definicion.de/aprobacion/)