Definición de arrope

La etimología de arrope nos lleva a arrúbb, un vocablo del árabe hispánico. Este término, a su vez, procede del árabe clásico rubb.

El diccionario de la Real Academia Española (RAE) reconoce varias acepciones del concepto, todas vinculadas a productos alimenticios. Según la zona y el contexto, el arrope puede ser un dulce, un mosto cocido, un dulce, un almíbar o un jarabe.

Comida

El arrope puede ser un jarabe.

El arrope como dulce

En regiones de Argentina, Chile y Ecuador, el arrope es un dulce tradicional que se hace hirviendo durante un tiempo prolongado la pulpa de ciertas frutas. Su consistencia y sus usos lo asemejan a un jarabe, una salsa o una jalea, consumiéndose generalmente como postre en compañía de otros alimentos.

Estos arropes se suelen preparar con el fruto de la tuna (nopal), la algarroba o el chañar. Es habitual combinarlo con quesillo, un tipo de queso que se elabora con leche de cabra, vaca u oveja.

Es interesante señalar que el arrope no lleva azúcar y puede conservarse fácilmente durante varios meses. Por otro lado, se le atribuyen propiedades medicinales: por eso se suele recomendar su consumo para el tratamiento de problemas respiratorios. De todos modos, antes de ingerir cualquier producto destinado a incidir sobre la salud, lo recomendable es consultar con un médico.

Jarabe

Existen diferentes tipos de arropes.

Mosto deshidratado

Se llama arrope, por otra parte, al mosto que se cuece hasta que se deshidrata y se espesa. El mosto, en tanto, es el jugo (zumo) que se obtiene al exprimir uvas; dicho jugo, si se lo hace fermentar, se convierte en vino.

Para hacer el arrope, el mosto es sometido a una cocción que se lleva a cabo a fuego lento. Este proceso permite que los azúcares se caramelicen.

En algunas regiones, se añaden frutas, hierbas o frutos secos durante la cocción. Así, el arrope puede incluir membrillo, calabaza o melón, por mencionar algunas posibilidades. No se agregan, en cambio, conservantes ni colorantes de ningún tipo.

Gracias a sus azúcares, el arrope puede conservarse unos tres meses a temperatura ambiente. Cuando se lo refrigera, la conservación puede extenderse hasta un año.

Los usos más frecuentes del arrope se vinculan a endulzar o condimentar galletas, carnes y ensaladas. También sirve para acompañar helados.

Arrope, conjugación de arropar

El verbo arropar hace alusión a abrigar o cubrir. Si se arropa a alguien, por lo tanto, se lo envuelve o cobija con una manta o con algún tipo de ropa.

Arrope, en este marco, es la conjugación de este verbo en la primera, la segunda y la tercera persona del singular del tiempo presente en el modo subjuntivo y la segunda persona del singular del modo imperativo. Con tilde en la É (arropé), en tanto, corresponde a la conjugación de la primera persona del singular del pretérito perfecto simple en el modo indicativo.

“Usted arrope al niño mientras yo le preparo una leche caliente”, “Cuando Pedro arrope a alguien que lo necesite, comprenderá la importancia de la solidaridad” y “Ya cambié, acosté y arropé al bebé, así que puedo ir a ver un rato de televisión” son expresiones que incluyen esta acción.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2022.
Definicion.de: Definición de arrope (https://definicion.de/arrope/)

Buscar otra definición