Definición de asertorio

La etimología de asertorio nos lleva al latín assertorius. El concepto se emplea en el terreno de la filosofía para hacer referencia a un juicio que realiza una afirmación o una negación como si fuera verdadera, aunque no lo sea necesariamente.

Asertorio

Es posible diferenciar entre lo asertorio y lo apodíctico. En el caso de un juicio apodíctico, resulta necesariamente válido e incondicionalmente cierto, según detalla el diccionario de la Rea Academia Española (RAE).

Expresar un enunciado asertorio implica realizar un aserto: manifestar la certeza de algo. Cuando alguien emite una proposición asertoria, afirma o niega lo que se comunica como cierto. Es importante tener en cuenta que, como el juicio asertorio no es necesariamente verdadero, puede incurrir en una contradicción.

En resumen, una proposición asertoria sostiene algo que puede ser, o no, real. En cambio, una proposición apodíctica es evidentemente válida o demostrable.

“Roger Federer ganó más títulos que Rafael Nadal” es un ejemplo de juicio asertorio. Quien hace este comentario asegura que el tenista suizo es más ganador que el español, sin dejar margen a la duda. En este caso, la afirmación es cierta. Pero otros juicios asertorios no son verdaderos: “Uruguay tiene más habitantes que Brasil”, “Ferrari nunca fabricó automóviles”.

Los juicios apodícticos, por el contrario, solo pueden ser ciertos o válidos: “Tres más cinco es igual a ocho”. Como se puede advertir, no es posible contradecir el enunciado desde la lógica debido a que “tres más cinco” es una operación que siempre resultará “igual a ocho” y es evidente por sí misma.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de asertorio (https://definicion.de/asertorio/)

Buscar otra definición