Definición de ejemplo

El término ejemplo deriva del latín exemplum y hace referencia a un hecho o conducta que se toma como modelo a seguir o bien para ser evitado, de acuerdo a su perfil positivo o negativo. En el caso de ser una circunstancia o actuación digna de imitar, la aplicación de la palabra podría darse en una oración del estilo “es un ejemplo de padre”, lo que supone que la persona tomada como ejemplo es un gran padre y debería ser imitada.

Ejemplo

En cambio, el aspecto perjudicial de un ejemplo podría originar frases como “te conviene no seguir su ejemplo”, expresada para que alguien tome conciencia de lo perjudicial que pueden resultar ciertas conductas o actitudes.

Por otra parte, el concepto de ejemplo también refiere al hecho, cláusula o texto que se cita para respaldar determinada afirmación u opinión. En estos casos, se acostumbra a incluir oraciones como “para que no queden dudas, citaré algunos ejemplos”, de modo que el hablante comienza a enumerar casos que refuerzan sus afirmaciones o las demuestran con otros datos.

Dentro de la aplicación de este término tampoco puede dejar de mencionarse a la conocida expresión “por ejemplo”, un recurso que se utiliza para incorporar una prueba o aclaración dentro de un texto. Asimismo, “dar el ejemplo” se emplea en casos en los cuales se espera un modo de actuar que incite a la imitación, como en el mencionado caso del padre. Otro uso de la noción de ejemplo en este sentido sería: “Como abanderada, tienes que dar el ejemplo ante tus compañeros” (para que una estudiante seleccionada para portar la bandera comprenda la importancia de su distinción y promueva el buen comportamiento entre sus compañeras).

EjemploPor otro lado existe la expresión «enseñar con el ejemplo», con sus variantes como «educar con el ejemplo», que significa mostrar el conjunto de actitudes que esperamos ver en los demás para guiarlos en el aprendizaje. Lo contrario es exigir logros u objetivos sin dar pruebas de que sean posibles, o bien pedir al resto que haga las cosas que nosotros no hacemos o no estamos dispuestos a hacer.

Este modo de enseñar es el más efectivo y, en muchos casos, el más noble. Lo aplican casi todas las especies animales de forma infalible, siendo la nuestra la única que da vuelta las estadísticas: casi nunca enseñamos con el ejemplo, sino que exigimos a los más pequeños que alcancen las metas que nosotros no podemos o queremos, el Gobierno exige al pueblo la honestidad que no demuestra y los empleadores, el compromiso con el que no tratan a sus empleados.

La fuerza que puede tener la existencia de un ejemplo no debe dejarse pasar desapercibida, porque es suficiente para justificar afirmaciones imposibles de derribar. Este es un fenómeno o un rasgo que se puede apreciar cuando dos personas discuten acerca de la validez o de la viabilidad de una idea, de un plan de acción o de cualquier otra cuestión que una de ellas no respete: si la otra le cita un ejemplo similar que haya tenido éxito, la discusión dejará de tener sentido.

Volviendo al ámbito de la enseñanza, el ejemplo es una herramienta tan potente que puede actuar por sí mismo, sin ayuda de una lección teórica. Pensemos en la gente que tira residuos por la calle con total descaro: muchos de ellos habrán visto a sus mayores hacerlo, y de esta manera se habrá extendido esta actitud tan falta de respeto por el resto de los seres vivos. Si un niño siempre presencia un comportamiento compasivo, es bastante probable que en su adultez siga el mismo camino.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2008. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de ejemplo (https://definicion.de/ejemplo/)

Buscar otra definición