Definición de begonia

Michel Bégon (1638-1710) fue un marino francés que se desempeñó como intendente de Saint-Domingue, una colonia de Francia que se encontraba en la isla de La Española (territorio insular que en actualidad se reparten República Dominicana y Haití). Además de actuar como funcionario, Bégon se destacó como coleccionista de plantas y como impulsor de la botánica.

En homenaje a la labor realizada por Bégon con el objetivo de fomentar el conocimiento de la naturaleza, Charles Plumier se basó en su nombre para bautizar a una planta perenne nativa del continente americano: la begonia.

Plantas

La denominación de begonia es un homenaje al francés Michel Bégon.

Características de la begonia

La begonia pertenece al grupo familiar de las begoniáceas. Esta planta de tallos carnosos presenta hojas verdes por un lado y rojizas por el otro, de gran tamaño y con forma de corazón. Sus flores carecen de corola y cuentan con un cáliz rosado.

Existen más de mil especies de begonias, que suelen medir unos cuarenta centímetros de alto. Más allá de los rasgos en común, cada especie presenta sus particularidades.

Puede afirmarse que la begonia constituye un género que resulta muy popular en el terreno de la jardinería. Por lo general necesitan de temperaturas cálidas para desarrollarse y deben protegerse de la exposición solar directa.

La propagación de las begonias puede realizarse por esquejes o división de una hoja o del tallo. También es posible lograrla a través de un fragmento de la hoja.

Floración

Las begonias son apreciadas por su floración.

Clasificación según el tipo

Las begonias pueden clasificarse de distintos modos. Una división habitual se basa en el sistema radicular y distingue entre las begonias fasciculadas, las begonias tuberosas y las begonias rizomatosas.

En el caso de las begonias fasciculadas, sus raíces se extienden por el suelo para tener acceso a los nutrientes necesarios que posibilitan su subsistencia. Estas begonias florecen en racimos.

Las begonias tuberosas, por su parte, tienen raíces con tubérculos donde almacenan los nutrientes. Otra particularidad es que florecen de manera abundante. Por último, las begonias rizomatosas presentan un tallo subterráneo que crece de forma horizontal.

Cómo cuidar una begonia

Los cuidados de la begonia varían según se trate de una planta de exterior o de interior.

Las begonias que se cultivan en jardines y en otros espacios abiertos necesitan estar en zonas sin heladas. Además no deben permanecer expuestas continuamente al sol.

Si la begonia se cultiva en interiores requiere temperaturas de templadas a cálidas, luz tamizada y riego de moderado a alto.

En cuanto a las plagas que suelen afectar a las begonias, encontramos a los ácaros, los pulgones, las babosas y los caracoles. Se debe prestar atención a la eventual aparición de estos animales ya que se alimentan de las flores y de las hojas.

No se puede dejar de mencionar que los cuidados específicos dependen de la especie. Por eso siempre es importante asesorarse con un especialista para minimizar los inconvenientes.

Begoña, un nombre de origen vasco

No se debe confundir el término begonia con el nombre propio femenino Begoña. Dicho nombre, además, no tiene nada que ver con la planta: se cree que estaría vinculado a un cerro dominante.

La escritora española Begoña Huertas, la actriz mexicana Begoña Narváez y la actriz chilena Begoña Basauri son personalidades llamadas de este modo.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2021.
Definicion.de: Definición de begonia (https://definicion.de/begonia/)

Buscar otra definición