Definición de brainstorming

Brainstorming es un concepto de la lengua inglesa que no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE), aunque su uso es bastante habitual en nuestro idioma. La noción puede traducirse como “tormenta de ideas”: se trata de una técnica grupal que promueve el desarrollo de nuevas propuestas acerca de un cierto asunto.

Brainstorming

El brainstorming apuesta por la interacción de los integrantes de un grupo en un entorno relajado. El estadounidense Alex Faickney Osborn está considerado como el creador de esta herramienta.

De acuerdo a los preceptos del brainstorming, cuando los individuos interactúan entre sí se potencia la creatividad y surgen ideas que, trabajando de manera individual, no aparecerían. Estos pensamientos que se construyen de forma grupal se alimentan de los aportes de las distintas personas.

Para el desarrollo del brainstorming primero se postula un problema o una necesidad y luego comienzan a compartirse ideas al respecto. No debe descartarse ninguna idea a priori, sino que todas tienen que ser evaluadas y analizadas. Por lo general el brainstorming se organiza en rondas, en las cuales cada participante debe aportar una idea o realizar alguna sugerencia.

A la hora de llevar a la práctica un brainstorming o una lluvia de ideas hay que saber que existen cuatro reglas fundamentales que deben respetarse sí o sí:
-Hay que eliminar toda crítica. Es decir, cuando empiecen a surgir ideas no se debe apostar por rechazarlas en el primer momento pues la evaluación de todas y cada una de ellas se realizará más tarde.
-Debe existir la llamada libertad de emisión. Con esto a lo que nos referimos es a que hay que pensar libremente, todas las ideas tienen cabida aunque puedan parecer de lo más extrañas o disparatadas.
-Los participantes en la lluvia de ideas no solo contribuirán a presentar ideas sino también a plantear mejoras de las ideas de los demás.
-La cantidad en el brainstorming es importante. Es decir, mientras más ideas vayan surgiendo mucho mejor pues existirán más alternativas y posibilidades de alcanzar el objetivo que se persigue.

Por supuesto, también es esencial conocer los pasos que deben darse en pro de desarrollar una sesión de lluvia de ideas:
-Lo primero será elegir a una persona que ejercerá como secretario de la sesión. Y es que será el encargado de proceder a establecer en una pizarra o donde se indique el conjunto de ideas que vayan surgiendo.
-De la misma manera, es fundamental determinar el participante que ejercerá como moderador. Esta figura es clave porque pueden surgir muchas conversaciones a la vez o pueden generarse situaciones donde todos quieran hablar al mismo tiempo.
-Hay que limitar la sesión para que la misma no acabe siendo infructuosa.

Es importante mencionar que la efectividad del brainstorming ha sido puesta en duda por diversas investigaciones. Hay quienes sostienen, de hecho, que se producen más ideas de manera individual que en el marco de un grupo. De todos modos las opciones no son excluyentes: se puede desarrollar un proceso de brainstorming y, a su vez, impulsar la búsqueda individual de alternativas a los diversos problemas o desafíos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de brainstorming (https://definicion.de/brainstorming/)

Buscar otra definición