Definición de brío

Antes de entrar de lleno en el significado del término brío, es imprescindible, en primer lugar, proceder a conocer el origen etimológico del mismo. En este caso, podemos exponer que se trata de una palabra que deriva del vocablo celta “brigos”, que puede traducirse como “fuerza”.

Brío

El concepto se utiliza para nombrar al vigor, la vitalidad, la energía o la fortaleza de alguien.

Por ejemplo: “Con brío, el joven se sobrepuso a las adversidades y logró completar su educación secundaria”, “No podemos quedarnos sin brío a mitad de la temporada”, “Los especialistas afirman que la economía recuperará el brío en el segundo semestre del año”.

El brío puede asociarse a la bravura, el arrojo, la enjundia o la pasión. Supongamos que un adolescente sueña con jugar al fútbol en el club más importante de su ciudad. El joven participa de una prueba pero el entrenador rechaza incorporarlo al equipo, diciéndole que necesita desarrollar más su capacidad atlética. Ante esta situación, el muchacho empieza a entrenar con brío: todos los días sale a correr varios kilómetros, realiza abdominales y levanta pesas. Además comienza a alimentarse de manera saludable, siguiendo los consejos de una nutricionista. Meses más tarde vuelve a presentarse en el club, forma parte de otra prueba y, ahora sí, el entrenador lo incorpora a la plantilla. El brío del adolescente fue decisivo para que pueda cumplir su anhelo.

Dentro del ámbito de la informática se utiliza el término que ahora nos ocupa. En concreto, desde Microsoft Office se recurre al empleo de esa palabra para referirse a un tema de sus plantillas. Exactamente se caracteriza por el hecho de que cuenta con una línea de tipo diagonal que viene a cruzar un fondo de color gris. El objetivo de la misma no es otro que conseguir aportarle un contraste a ese citado fondo.

Se considera que se utiliza en formato 16:9 y es muy útil tanto para un uso doméstico como para una utilización empresarial o docente, por ejemplo.

Brío también es el nombre de una versión del Fiat 147, un modelo de automóvil que Fiat fabricó en América del Sur desde 1976 hasta 1997. El Brío tenía un equipamiento básico, a diferencia de otras versiones del mismo vehículo. Honda, por su parte, también tiene un modelo Brío.

En el lenguaje coloquial existe una expresión que utiliza la palabra que ahora nos ocupa. En concreto, se usa con mucha frecuencia “darse brío”. La misma se usa para indicar que alguien se está dando prisa. Un ejemplo sería el siguiente: “Manuel date brío que tenemos que acabar cuando antes el trabajo”.

Ramón Grande del Brío, por último, es un historiador, naturalista y arqueólogo español que participó de importantes descubrimientos científicos y publicó obras que resultaron premiadas.

De la misma manera, no podemos pasar por alto la existencia de una marca juguetera que responde al nombre de BRIO. Una empresa de origen sueco que lleva funcionando desde el siglo XIX y que ha dado forma a juegos no solo para los menores sino también para toda la familia.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de brío (https://definicion.de/brio/)

Buscar otra definición