Definición de brisca

ESCUCHAR

Con origen en el vocablo francés brisque, brisca es un término que permite hacer referencia a un juego desarrollado con la baraja española. Se trata de un entretenimiento similar al tute, donde cada jugador recibe tres cartas al inicio de las acciones.

En la brisca, las cartas tienen diferentes valores o puntos. El ganador de la partida es el jugador que, siguiendo los diversos pasos y pautas establecidos en el reglamento, consigue acumular el puntaje o puntuación más alto.

Naipes

La brisca forma parte de los juegos de cartas o naipes.

Cómo se juega a la brisca

La brisca se define como un juego de bazas. Una baza, en tanto, es una agrupación de cartas que levanta aquel que logra ganar una mano.

Para jugar a la brisca, se utilizan las cartas de la baraja española. Lo habitual es que se enfrenten dos jugadores o dos parejas (jugando, así, cuatro personas en total); en estos casos, se usan 40 cartas, ya que se excluyen los 8 y los 9. Otra posibilidad es que jueguen dos equipos de tres jugadores cada uno, utilizando las 48 cartas de la baraja en esta modalidad.

Al comenzar la partida, se reparten tres cartas por jugador y luego se da vuelta una, que establece el palo de triunfo. De este modo, las cartas de dicho palo (llamadas triunfos) tienen un valor mayor al resto.

La partida se pone en marcha cuando aquel que es mano deja una carta sobre la mesa. Después, de izquierda a derecha, hacen lo mismo los demás jugadores. La baza es ganada por quien lanzó la carta más alta del palo de triunfo o, si no hubiera, la carta de mayor valor del palo de salida. Al ganar la baza, el jugador recolecta todas las cartas jugadas.

Para continuar el juego, cada uno de los jugadores debe recoger una carta del mazo. Aquel que ganó la baza previa es el primero que toma una carta y también el primero en jugar una nueva, repitiendo la fórmula detallada más arriba. La partida concluye cuando ya se jugaron las cartas de una mano y no quedan más para obtener del mazo.

Juego

Para jugar a la brisca, cada participante recibe tres cartas.

La puntuación

Las cartas con mayor valor o puntaje son los ases (11 puntos cada uno). Luego le siguen los 3 (10 puntos), los reyes (4 puntos), los caballos (3 puntos) y las sotas (2 puntos). Las demás cartas no tienen puntaje, aunque sirven para formar las bazas.

Al finalizar la partida, cada jugador debe sumar los puntos de sus cartas. Gana el jugador o la pareja que acumule mayor puntuación. Si se produce un empate, el ganador es quien tiene una cantidad más alta de cartas.

Otras modalidades de brisca

Es importante tener en cuenta que las reglas pueden variar de acuerdo al país o incluso a la modalidad elegida. Por lo tanto, se puede afirmar que no existe un único modo de juego de la brisca.

En algunos casos, el objetivo del juego es lograr la puntuación más baja. En otras variantes, se debe “matar” a una carta específica. Según la versión elegida, incluso pueden repartirse más o menos cartas que en la brisca tradicional.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2022.
Definicion.de: Definición de brisca (https://definicion.de/brisca/)

Buscar otra definición