Definición de brocado

El concepto de brocado puede hacer referencia a distintos tipos de telas o tejidos. El término proviene del vocablo italiano broccato, que deriva de brocco (traducible como “rama seca” o “espina”).

Brocado

Se llama brocado a un tejido de seda que se compone de diferentes tramas y que permite confeccionar prendas de lujo. Es habitual que las tramas que se superponen a la trama base estén tejidas con hilo de plata u oro.

Un brocado, por lo tanto, es una tela de seda que está entretejida con plata u oro. Estos hilos de metal se emplean para la confección de diversos dibujos y figuras.

Los orígenes de los brocados se encuentran en el territorio chino. Desde el gigante asiático se expandieron hacia Bizancio y Persia, llegando finalmente al continente europeo a través de Italia.

Por lo complejo que resultaba su preparación, el brocado solía ser utilizado exclusivamente por los clérigos, los nobles y los miembros de la realeza. En el siglo XVII, a partir de una simplificación de los tejidos y de su abaratamiento, los brocados se extendieron a otras clases sociales y grupos.

Actualmente se fabrican manteles, cortinas, trajes litúrgicos y saris con brocados. A un tipo de imitación del brocado se la conoce como brocatel: se asemeja al brocado con su bordado de realce, aunque apela a fibras más económicas (como el algodón y el lino).

Otros usos de brocado que menciona la Real Academia Española (RAE) en su diccionario refieren a un tejido fuerte de seda que presenta dibujos de un color diferente que el fondo y a un guadamecí (un cuero ornamentado con relieves o dibujos) plateado o dorado.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de brocado (https://definicion.de/brocado/)

Buscar otra definición