Definición de calzado

El término calzado deriva del verbo calzar, cuyo uso más habitual se vincula al acto de cubrir un pie. El calzado, por lo tanto, es el elemento que se emplea para la protección y la cobertura de los pies y de parte de las piernas.

Calzado

Por ejemplo: “En mi último cumpleaños me regalaron mucho calzado”, “Esta semana inauguraron una tienda de calzado en el centro comercial”, “Ya he escogido la ropa que me voy a poner en la fiesta de fin de año: solo me falta definir el calzado”.

Existen múltiples clases de calzado. Su función básica es proteger y abrigar los pies, aunque también tienen un fin estético. Muchos calzados se utilizan con calcetines o medias: es decir, no están en contacto directo con la piel de la persona, sino que se colocan sobre otra prenda (los calcetines).

Los tamaños del calzado varían de acuerdo al pie del usuario. También son muchos los materiales con los cuales se confecciona el calzado: cuero, goma, tela, etc.

Con una vestimenta informal, es habitual que las personas usen calzado deportivo. Este tipo de calzado suele conocerse como zapatillas, tenis o championes, según el país. El calzado más formal recibe el nombre de zapato. Cuando el calzado cubre los tobillos y parte de la pierna, se habla de bota.

El calzado es una parte tan importante de la vestimenta como cualquier otra, y de hecho los productos de algunas marcas de renombre cuestan auténticas fortunas. Mientras que muchas personas compran zapatos y zapatillas porque no tienen la opción de ir descalzas por la ciudad, la mayoría invierte mucho dinero en el calzado para estar a la moda y construir una imagen de alto nivel.

En los colegios en los cuales no se exige el uso de uniforme, de hecho, la marca de la ropa y el calzado es uno de los puntos que suele generar discriminación entre los estudiantes. Por esta razón, cada vez son más los institutos que se inclinan por la adopción de un uniforme, de manera que el “valor” de cada persona se mida por su trabajo y no por sus pertenencias.

Las alpargatas, las sandalias, las ojotas o chancletas y las pantuflas son otros artículos de calzado. Cabe destacar que algunos calzados están destinados al uso doméstico, en el interior del hogar.

Las ojotas, por ejemplo, son un tipo de calzado que se utiliza en las épocas de calor, dado que prácticamente no cubre el pie. Se trata de una base que abarca toda la planta y que se aferra al pie por medio de dos tiras, una de las cuales pasa de forma perpendicular a la dirección de los dedos y otra que se une a ella pasando por medio de los primeros dos dedos. Por lo general, las ojotas se usan en la playa y en los espacios de recreación veraniega, especialmente si es necesario calzarse y descalzarse con frecuencia, como ocurre en un club con piscina.

Por otro lado se encuentran las pantuflas, también conocidas como zapatillas de casa, que se fabrican en materiales gruesos para protegernos del frío del invierno. A diferencia de las ojotas, las pantuflas se usan en las épocas de frío y, salvo excepciones, nunca se llevan fuera de la casa. En pocas palabras, podríamos decir que se trata de dos tipos complementarios de calzado, que nos ayudan a sentirnos más cómodos y proteger nuestra salud a lo largo de todo el año.

Calzado se puede usar como adjetivo para aludir a los religiosos que mantienen reglas que no han sido reformadas; a los animales cuadrúpedos cuyas patas tienen un color diferente en su parte inferior; y a ciertos escudos de la heráldica.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de calzado (https://definicion.de/calzado/)

Buscar otra definición