Definición de cartulina

Escuchar el artículo

Una cartulina es un cartón de escaso grosor que se utiliza para la creación de carteles, tarjetas y otros elementos similares. El término procede del vocablo italiano cartolina, a su vez derivado del latín chartŭla (que puede traducirse como “hoja de papel”).

Puede decirse que la cartulina es más liviana y presenta mayor flexibilidad que otras clases de cartón, pero a la vez tiene mayor resistencia y grosor que el papel convencional. Lo que define a la cartulina es su gramaje (la cantidad de gramos por metro cuadrado), que ronda los 200 g/m2.

Cartón

La cartulina es un cartón de poco grosor.

Fabricación y uso de la cartulina

La fabricación de la cartulina puede llevarse a cabo de distintos modos. Es posible producir cartulina con papel reciclado o con celulosa cruda, por ejemplo, empleando una o varias capas del material.

El uso de la cartulina se vincula a la necesidad de conseguir una mayor durabilidad que la ofrecida por el papel. También se suele recurrir a la cartulina cuando se desea que la lámina no se arrugue o pliegue con facilidad.

Ejemplos de utilización

Supongamos que una mujer quiere colgar un cartel de “feliz cumpleaños” para su hijo en una pared de su casa. Con este objetivo, compra una cartulina, escribe el mensaje con un marcador (rotulador, plumón o fibra) y lo adhiere a la pared con cinta adhesiva.

Las tarjetas de invitación a un evento, por otra parte, pueden desarrollarse con cartulina. Incluso es posible producir cartas (naipes) con cartulina. Este soporte, si bien es más resistente que el papel, suele ser bastante económico, con lo cual su uso es muy diverso.

También es común el uso de cartulina en el ámbito escolar, para elaborar cuadros sinópticos y otros elementos complementarios de las presentaciones que los alumnos deben realizar frente a la clase. Los trabajos de investigación de las distintas asignaturas suelen culminar en una defensa oral, en la cual deben explicar los temas tratados y responder a diversas preguntas de los profesores y los demás estudiantes. Si bien en la actualidad se usan medios electrónicos, como ser monitores y proyectores, el papel sigue teniendo su utilidad en los colegios más tradicionales.

Dada su resistencia, la cartulina se encuentra a mitad de camino entre el papel y el cartón usado para las cajas, por ejemplo, de manera que cumple funciones que ninguno de estos dos materiales podría y se integra perfectamente con ambos. Puede usarse para crear señaladores de libros, ya que su grosor no estropea la estructura si se coloca entre dos páginas, pero también puede servir para etiquetar una caja, ya que es lo suficientemente liviano y fino como para recortarlo y pegarlo en una de sus caras.

Tarjeta

Con cartulina pueden realizarse tarjetas y carteles.

Tamaño, textura y colores

La cartulina se comercializa en un tamaño estándar, aunque existen otros para usos más específicos. Las dimensiones de la cartulina que se suele vender para uso escolar es de 50 x 65 centímetros, ideal para los carteles y cuadros que requieren los trabajos prácticos antes mencionados.

Con respecto a sus colores, si bien el blanco es el más común para las tareas de escritura, la cartulina se consigue en una amplia paleta, que incluye el negro. Su textura también es importante, ya que debe servir el propósito del usuario: la mate es la más usada para escribir sobre ella, pero también se puede comprar rugosa, brillante o metalizada si lo que se desea es usarla con fines decorativos.

Dado que puede servir para hacer figuras relativamente rígidas, la variedad de texturas y colores en la que se comercializa es ideal para dejar volar la imaginación y crear todo tipo de elementos.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2021. Actualizado: 2022.
Definicion.de: Definición de cartulina (https://definicion.de/cartulina/)

Buscar otra definición