Definición de cielo

Existen diversos significados vinculados al concepto de cielo, que procede del latín caelum. Uno de los usos más habituales del término refiere a la atmósfera, a la esfera que aparenta ser azul y que rodea a la Tierra y al espacio donde se sitúan el Sol, las estrellas, los planetas y los satélites.

Cielo

Por ejemplo: “¡Mira el cielo! Allí está pasando una estrella fugaz”, “Cuando la gente levantó la vista y observó el cielo, nadie pudo creer lo que veían sus ojos”, “El cielo está cubierto de nubes: creo que en las próximas horas se desatará una tormenta”.

Cabe destacar que el color del cielo surge por la radiación difusa, que es la interacción de la luz del Sol con la atmósfera. Lo habitual es que el cielo exhiba tonalidades cercanas al celeste, el rojo y el negro.

No obstante, tampoco hay que olvidar que, a nivel coloquial, también se utiliza el término cielo para referirse a la parte superior de otra serie de cosas. Así, por ejemplo, empleamos con frecuencia la expresión “el cielo de la boca” para hacer mención a lo que es el paladar.

Y en el ámbito de la construcción también existe el concepto de “techo raso”. Este se utiliza para mencionar a todos los techos de las distintas edificaciones que se caracterizan fundamentalmente por el hecho de que son absolutamente planos y lisos. Aunque también existe lo que se da en llamar “a techo abierto”, que es aquel techo que no tiene ningún tipo de cubierta.

Pero aún hay más. También se emplea con mucha frecuencia la expresión “clamar al cielo”. Cuando se dice que algo clama al cielo es que se intenta transmitir que ese algo es muy escandaloso.

En el ámbito de la religión, el cielo es el lugar donde habitan los dioses, los ángeles y las almas humanas no condenadas al infierno. Esto quiere decir que, tras la muerte, las personas que vivieron de acuerdo a los mandatos de Dios van al cielo.

Las representaciones gráficas muestran al cielo sobre la tierra, incluso como un espacio entre las nubes. A nivel simbólico, el cielo es un lugar de felicidad eterna donde el alma se encuentra en estado de plenitud y en contacto directo con Dios.

Además hay que subrayar que existen interesantes libros que utilizan el término cielo como parte de su título. Este sería el caso del trabajo “La prueba del cielo”, que es obra del neurocirujano Eben Alexander. Este es un médico que ha aprovechado la experiencia que vivió al sufrir un derrame cerebral para dar a conocer qué hay más allá de la muerte.

Otro trabajo que sigue esa misma línea es el que lleva por título “El cielo es real”. Se trata de una narración que cuenta la experiencia cercana a la muerte que tuvo un niño de cuatro años después de haber sido sometido a una grave operación quirúrgica.

Cielo, por último, puede ser un apodo cariñoso para nombrar a una persona muy querida: “¿Quieres casarte conmigo, mi cielo?”, “Siempre voy a estar al lado tuyo, cielo mío”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de cielo (https://definicion.de/cielo/)
Top