Definición de colofón

El origen etimológico del término colofón se halla en el latín, exactamente en la palabra “colophon”. No obstante, esta a su vez deriva del griego “kolophon”, que puede traducirse como “cumbre” o “coronamiento de algo”.

Colofón

La Real Academia Española (RAE) señala como primera acepción del concepto a la anotación que se realiza al término de un libro, indicando la fecha y el lugar de impresión y otros datos vinculados a la publicación.

El colofón suele aparecer en la última página de los libros. Su finalidad es dejar consignado quién fue el impresor, dónde y cuándo realizó su trabajo, cuál fue el tiraje de la obra, etc. Un ejemplo de colofón es el siguiente: “Esta edición se terminó de imprimir en el mes de abril de 1975 en Ediciones Brillantes S.A., Avenida Real Nro. 4612, Ciudad de Madrid, España”.

Importante es conocer la historia del colofón. Y es que los investigadores han podido determinar que ese ya era un parte de un libro en los orígenes de este, que se encuentran en Mesopotamia. No obstante, a lo largo de los siglos no ha tenido una única función sino que básicamente ha tenido dos labores claramente delimitadas:
-La primera era y es la de otorgar información adicional sobre la obra en cuestión. Así durante casi 3.000 años esa ha sido su tarea principal, sobre todo, en los tiempos donde los libros no llevaban portada ni contraportada para dar esos datos de valor.
-La segunda fue y es aún la de ofrecer al lector información relativa al impresor que se ha encargado de llevar a cabo la realización física de la obra en cuestión.
Habría que esperar hasta el año 1621 para que en Inglaterra se comenzara a hacer uso del colofón tal y como lo entendemos hoy.

Otro dato muy interesante respecto al colofón es que el primer libro que se publicó en España con ese elemento ya como parte importante fue “Manipulus Curatorum”. En el año 1475 fue cuando vio la luz esa obra que fue impresa por Mateo Flandro en tierras de Aragón.

Otro uso de la noción se vincula a la finalización de un evento, un proceso o una etapa. El colofón, en este sentido, supone la conclusión o el cierre de algo.

Supongamos que la última actividad de un congreso de cardiología consiste en una conferencia de un prestigioso médico alemán, quien analiza diversos avances que se lograron en su especialidad. Puede decirse que esta conferencia fue el colofón del congreso en cuestión.

Tomemos el caso de un equipo de fútbol que, en un torneo de veinte fechas, pierde quince partidos y empata cinco. En la última fecha, de hecho, el conjunto cayó por 5 a 0. Un periodista podría afirmar que esta derrota fue el colofón lógico de una campaña tan mala. Hubiese sido extraño que el equipo se impusiera justo en el cierre del campeonato: por eso la derrota se constituye como el colofón que se preveía.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de colofón (https://definicion.de/colofon/)

Buscar otra definición