Definición de consecuencialismo

Se llama consecuencialismo a la doctrina que afirma que las acciones son correctas o incorrectas según sus consecuencias. Un acción correcta, en este marco, es aquella que produce el bien o una cantidad de bien que supera a la cantidad de mal.

Consecuencialismo

El consecuencialismo forma parte del campo de la ética normativa. Esta división de la ética analiza los criterios que pueden aplicarse para analizar la corrección o incorrección de las acciones.

El concepto de consecuencialismo fue desarrollado por la filósofa británica Elizabeth Anscome en un ensayo de 1958. La idea se vincula a que los efectos del accionar permiten compensar los dilemas morales, ya que se entiende que lo correcto es aquello que maximiza lo bueno.

Tomemos el caso de la mentira. A nivel general, se considera que mentir está mal. Sin embargo, si en una situación específica, una mentira permitiría evitar el asesinato de una persona, por mencionar una posibilidad, para el consecuencialismo la acción de mentir sería correcta.

A modo de resumen, puede decirse que, para el consecuencialismo, una acción es buena si sus consecuencias son buenas. Por el contrario, una acción es mala cuando sus consecuencias son malas. Si las consecuencias de la acción no son buenas ni malas, en tanto, dicha acción resulta irrelevante desde el punto de vista moral.

Entre las críticas que suelen realizarse al consecuencialismo, aparecen la imposibilidad de conocer el efecto de la acción de forma anticipada y la necesidad de definir lo correcto y lo incorrecto antes del desarrollo de la acción.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de consecuencialismo (https://definicion.de/consecuencialismo/)

Buscar otra definición