Definición de creatinina

Para poder conocer el significado del término creatinina, se hace necesario, en primer lugar, saber su origen etimológico. En este caso, podemos exponer que es una palabra que deriva del latín, exactamente es fruto de la suma del sustantivo “cratina” y del sufijo “-ina”, que es sinónimo de “sustancia”. Cratina, a su vez, procede del griego “kreas”, que puede traducirse como “carne”.

Creatinina

La creatinina es una sustancia generada por el metabolismo de los músculos. Esta molécula orgánica es filtrada por los riñones y desechada a través de la orina: por eso, un nivel elevado de creatinina en la sangre revela un trastorno renal, mientras que un nivel reducido suele asociarse a la malnutrición.

El metabolismo muscular emplear la creatina como nutriente. Dicho ácido orgánico, al degradarse, da lugar a la creatinina, que debe ser excretada del organismo. La medición de la creatinina, en este marco, es uno de los métodos de diagnóstico más frecuentes para analizar el funcionamiento de los riñones.

Es habitual que se lleve a cabo una prueba de aclaramiento de creatina. Para este estudio se recolecta la orina y una muestra de sangre, comparando luego ambas cantidades de creatinina mediante una fórmula que permite calcular el aclaramiento. El resultado brinda información de utilidad sobre el funcionamiento de los riñones y el grado de insuficiencia renal.

El nivel de creatinina en la sangre depende del sexo, la edad y el peso de la persona. Esto quiere decir que no existe un único nivel adecuado en el ser humano, sino que los valores que se consideran normales cambian de acuerdo a las variables mencionadas.

A modo de referencia, puede indicarse que el nivel de creatinina normal en una mujer adulta es de entre 0,6 y 1,1 mg/dL, mientras que en un hombre es de entre 0,7 y 1,3 mg/DL. Por lo general, la mujer presenta un nivel más reducido que el hombre ya que suele tener menor masa muscular. Los valores que se consideran normales, de todas maneras, pueden variar según el laboratorio.

Precisamente porque está asociada a la masa muscular, tenemos que tener claro que una persona que practica deporte puede contar con unos niveles más altos de creatinina que otra que no hace ejercicio. Eso sin pasar por alto que esos niveles pueden ser más superiores por la ingesta de ciertos alimentos.

Más allá de estas referencias, es necesario que un médico sea quien analice los resultados arrojados por un estudio de medición de la creatinina en sangre para determinar si son normales o no.

Es interesante saber que hay una serie de síntomas o señales que vienen a dejar patente que una persona puede tener problemas con lo que es la creatinina. En concreto, entre los más significativos se encuentran los siguientes:
-Sufre náuseas e incluso llega a vomitar.
-Ha perdido el apetito.
-Disminuye de peso de forma clara.
-Tanto sus pies como sus manos presentan un aspecto inflamado.
-Percibe que su orina ha cambiado en cuanto a color e incluso también lo ha hecho el olor de esa.
-Siente dolores de cabeza frecuentes.
-Se siente más fatigada.

Cuando se tienen altos niveles de creatinina en sangre el doctor establecerá las pautas necesarias para disminuirlos entre las que puede estar incrementar la ingesta de frutas, hortalizas y verduras así como beber a diario, como mínimo, 2 litros de agua.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de creatinina (https://definicion.de/creatinina/)

Buscar otra definición