Definición de riñón

Se conoce como riñón a la glándula que produce la orina, un desecho que tiempo después es expulsado del cuerpo. Por lo general, cada mamífero (incluyendo los seres humanos) cuenta con un par de riñones, los cuales se caracterizan por tener una tonalidad oscura de color rojizo y localizarse en los costados de la estructura vertebral.

Riñón

Los riñones del hombre se encuentran cerca del abdomen; el derecho se ubica debajo del hígado, mientras que el izquierdo sucede al diafragma. Por encima de cada uno de ellos se puede apreciar la glándula suprarrenal. Los riñones, además, están protegidos por las costillas y por dos capas de grasa, conocidas como perirrenal y pararrenal.

Estos órganos se encargan de filtrar la sangre y permitir la excreción de los residuos metabólicos del organismo, la cual se concreta a través de la orina. Por día, según cálculos de expertos, los riñones procesan cerca de 200 litros de sangre a fin de generar alrededor de dos litros de orina. Una vez producida, la orina pasa a la vejiga, donde queda almacenada hasta el momento de orinar.

Los riñones también se encargan de regular la homeostasis del cuerpo y de segregar hormonas como la eritropoyetina, la renina y vitamina D.

La urología y la nefrología son las disciplinas que estudian los riñones y sus enfermedades, tales como la glomerulonefritis, la nefrosis lipoide, el lupus, la nefropatía diabética, la hipertensión arterial, la insuficiencia renal y los cálculos renales, entre otros trastornos.

Los riñones y la tensión arterial

Los riñones son los órganos que más ligados se encuentran a la salud arterial; la suya es una conexión casi circular porque los problemas en los riñones pueden afectar a la tensión del mismo modo que dificultades en la tensión arterial pueden repercutir considerablemente en la salud de los riñones.

La tensión arterial es la encargada de controlar la fuerza con la que la sangre llega a los vasos sanguíneos; cuando esta es muy elevada recibe el nombre de hipertensión. Al aumentar la cantidad de líquido en los vasos sanguíneos, la tensión arterial también se ve incrementada. Otra razón de dicho incremento es la presencia de vasos sanguíneos estrechos o ciertas obturaciones en ellos.

El problema de la tensión arterial alta es que hace trabajar de forma forzada al corazón y esto, con el correr del tiempo, puede dañar los vasos sanguíneos de todo el organismo. En el caso en que los vasos sanguíneos del riñón se estropeen, éste dejará de cumplir con su trabajo de manera adecuada, es decir, dejará de retirar el líquido sobrante y las impurezas del cuerpo y este exceso en los vasos sanguíneos provocará que la tensión suba todavía más, convirtiéndose todo esto en un ciclo que atenta contra la salud de la persona.

Cabe señalar que la hipertensión es una de las causas más comunes de insuficiencia renal, la cual también recibe el nombre de enfermedad terminal de los riñones. Aquellas personas que la padecen deben ser sometidas a un trasplante o a diálisis (extracción de toxinas y líquidos sobrantes del organismo) continua.

Para evitar complicaciones en los riñones es fundamental:

* llevar una dieta saludable que integre frutas, granos, verduras y productos lácteos descremados, que ayuden a mantener el peso cerca de lo normal;
* limitar el consumo de sal a 2000 miligramos diarios, conociendo los porcentajes de sodio de cada alimento (dato que se encuentra especificado en los paquetes);
* hacer ejercicio rutinario (un mínimo de 30 minutos de actividad moderada);
* evitar el consumo en exceso de alcohol y cafeína.

Por último, cabe destacar que, si bien lo normal es nacer con dos riñones, existen casos de ausencia congénita de uno o ambos riñones, mientras que hay personas que han nacido con tres o cuatro riñones.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de riñón (https://definicion.de/rinon/)
Top