Definición de cuadrilátero

Lo primero que vamos a hacer, antes de entrar de lleno en el establecimiento del significado del término cuadrilátero, es determinar su origen etimológico. En este sentido, podemos decir que se trata de un vocablo que emana del latín, de la palabra “quadrilaterus” que puede traducirse como “que tiene cuatro lados”. Ella a su vez, está conformada por dos partes claramente diferenciadas:
• “Quadri”, que procede de “quattuor” y que es sinónimo de “cuatro”.
• “Latus”, que significa “lado”.

Cuadrilátero

Cuadrilátero es un concepto que se utiliza para nombrar a aquello que dispone de cuatro lados.

Hay que tener presente, que dentro del ámbito de la geografía se hace utilización del término cuadrilátero que ahora nos ocupa. En concreto, se habla, por ejemplo, de lo que se ha dado en llamar Cuadrilátero de Bohemia, que viene a ser un espacio determinado por cuatro núcleos de montañas y que en el pasado venían a formar lo que era la frontera histórica de los Países Checos.

Esos cuatros grupos montañosos son los montes Metálicos, la selva de Bohemia, los montes Sudetes y los montes Gigantes.

Su uso más frecuente se encuentra en la geometría. Un cuadrilátero, en este sentido, es un polígono cuyos lados son cuatro. Esto quiere decir que el cuadrilátero queda determinado por cuatro segmentos que lo conforman.

Al tener cuatro lados, todos los cuadriláteros cuentan también con dos diagonales, cuatro vértices y cuatro ángulos interiores. Estas características se mantienen más allá de la forma del cuadrilátero, que sí puede variar.

Los cuadrados, los rombos y los rectángulos, por ejemplo, son cuadriláteros: tienen, por lo tanto, cuatro lados, cuatro vértice, cuatro ángulos internos y dos diagonales. Sin embargo, es evidente que la forma de estas tres figuras geométricas no es idéntica.

Lo que varía en los cuadriláteros respecto a su forma es la disposición de sus lados; los puntos a tener en cuenta para establecer una clasificación de cuadriláteros es el paralelismo de sus lados, así como la longitud de cada uno y sus ángulos interiores. Basados en dichas variables, es posible distinguir entre los siguientes tipos:

* paralelogramo: sus lados opuestos, o sea aquéllos cuyos vértices no se tocan, son paralelos;

* cuadrado: es la figura más simple de todas, tanto a la hora de realizar cálculos sobre ella como de dibujarla, incluso para personas que no cuentan con conocimientos específicos de geometría o matemáticas en general. Todos los lados de un cuadrado son iguales, así como todos sus ángulos interiores (que son de 90 grados y se denominan rectos) y sus diagonales (que no sólo coinciden en su medida sino que son perpendiculares entre sí). Por último, el cuadrado es una figura perteneciente al grupo de las bisectrices, lo que significa que puede dividirse en dos partes iguales, y tiene circunferencia inscrita, o sea que es interior y tangente a cada uno de sus lados;

Cuadrilátero* rombo: es similar al cuadrado, ya que también tiene sus cuatro lados iguales, pero sus ángulos interiores no son rectos, sino que dos son agudos y dos, obtusos, y cada par coincide en medida. Sus diagonales, por otra parte, son diferentes, siendo una mayor que la otra, aunque también son perpendiculares entre sí. El rombo, así como el cuadrado, es una bisectriz y tiene circunferencia inscrita;

* rectángulo: sus lados paralelos, los que no comparten vértices, son iguales entre sí. Del mismo modo que el cuadrado, sus ángulos interiores son rectos y todas sus diagonales miden lo mismo, aunque en este caso no son perpendiculares entre sí, dadas las diferencias de sus lados. Su circunferencia, a diferencia de las figuras anteriores, es circunscrita, lo que significa que es externa y pasa por todos sus vértices, en lugar de ser tangente a sus lados;

* romboide: sus dos lados menores y sus dos mayores son iguales entre sí;

* trapecio: sólo dos de sus lados son paralelos y puede ser rectángulo (uno de sus lados es perpendicular a sus bases, dos de sus ángulos internos son rectos, uno obtuso y otro agudo), isósceles (sus lados no paralelos miden lo mismo, tiene dos ángulos agudos y dos obtusos iguales entre sí) o escaleno (sus cuatro ángulos internos son diferentes).

Fuera de la geometría, se conoce como cuadrilátero al ring de boxeo y a otros espacios destinados a albergar una lucha con fines deportivos. Como se puede suponer, el cuadrilátero tiene cuatro lados, que están delimitados por cuerdas, alambrados u otros materiales. Por ejemplo: “El boxeador uruguayo prometió que terminará de pie en el cuadrilátero”, “El gancho a la mandíbula arrojó al norteamericano fuera del cuadrilátero”, “Si tienes miedo, no puedes subir al cuadrilátero”.

Entre las normas más importantes que los boxeadores deben cumplir dentro del cuadrilátero destacan estas:
• El tamaño del ring debe ser, como mínimo, de 7,3 metros de lado.
• Cada round tiene un tiempo de 3 minutos.
• No están permitidos los golpes de cintura para abajo.
• Si un boxeador cae, deberá levantarse sin la ayuda de nadie en el plazo máximo de diez segundos para poder seguir el combate.

No hay que olvidarse tampoco que en la ciudad tinerfeña de La Laguna, Cuadrilátero es el nombre que tiene la zona de ocio nocturno más importante. La misma se encuentra conformada por todo tipo de bares, discotecas, pubs…

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de cuadrilátero (https://definicion.de/cuadrilatero/)
Top