Definición de curva de oferta

La idea de curva de oferta se emplea en el terreno de la economía. Hay que recordar que una curva es una línea que permite desarrollar la representación gráfica de una magnitud de acuerdo a los valores que va adquiriendo una de sus variables. El concepto de oferta, por otra parte, puede aludir a los bienes que se ponen a la venta en el mercado.

Curva de oferta

Una curva de oferta, en este marco, alude a la cantidad de un cierto producto que una empresa está dispuesta a vender a un precio hipotético, conservando constantes el resto de los factores que podrían alterar la cantidad ofrecida. Existe un vínculo directo entre esta cantidad ofrecida y el precio: a mayor precio, mayor ganancia para la compañía, que por lo tanto está dispuesta a vender la mayor cantidad posible del producto.

La curva de oferta, en definitiva, se considera de tipo creciente, porque cuanto mayor es el precio, mayor también será la oferta. También se puede describir como cóncava hacia el eje de las ordenadas, y convexa hacia el de las abscisas; las cantidades, en este caso, son los precios.

En un gráfico, por lo tanto, la curva de oferta especifica cuántos productos pretende ofrecer la empresa por cada precio. A un precio P1, el vendedor está dispuesto a ofrecer una cantidad Q1; a un precio P2, ofrece la cantidad Q2; y así sucesivamente.

Supongamos que un fabricante de pantalones desea producir y ofrecer 1000 pantalones a un precio de 20 dólares. Si el precio sube a 25 dólares, la cantidad ofrecida crece a 1100 pantalones. A un precio de 40 dólares, la oferta se incrementa a 2500 pantalones. Todos estos valores, en un gráfico, permiten obtener la curva de oferta.

Existe también la curva de la demanda, que se define como la representación gráfica de la relación que hay entre la cantidad máxima de un bien o un servicio determinado que un consumidor querría comprar, y su precio. Ambas curvas son claves para el análisis teórico de la economía a la hora de estudiar los precios.

Curva de ofertaDe la intersección de la curva de oferta y la curva de demanda, surge el precio del producto en el mercado, según la teoría económica neoclásica. Esa intersección marca también el equilibrio entre oferta y demanda.

Entre los diversos conceptos relacionados con este tema se encuentra la elasticidad, la cual se puede definir como el porcentaje en el cual la cantidad de bienes ofrecidos varía en el momento en el cual el precio de venta atraviesa una variación de un uno por ciento. La elasticidad pertenece al ámbito de la economía y su creador fue Alfred Marshall, un economista de origen inglés.

Marshall se apoyó en la física para dar con esta variación (positiva o negativa, según el caso) que tiene lugar cuando una variable cambia por otra. Es importante señalar que la elasticidad de la curva de oferta está ligada a varios factores, como ser la disponibilidad de los recursos necesarios y el nivel tecnológico de la compañía.

Un matiz que debemos aclarar es que cuando se habla de curva de oferta se entiende que la oferta a la cual se hace referencia pertenece a una sola empresa, a las cantidades de un producto o servicio y sus respectivos precios; si, en cambio, se toman en cuenta las cantidades ofrecidas por todas las empresas de un mercado o sector en particular, entonces el concepto adecuado es la curva de oferta del mercado (también podría ser de la industria, según el caso). Este concepto, en otras palabras, representa las cantidades que se ponen a la venta en un mercado determinado, a cada precio.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2017. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de curva de oferta (https://definicion.de/curva-de-oferta/)

Buscar otra definición