Definición de curva de indiferencia

Para poder conocer el significado del término curva de indiferencia, se hace necesario, en primer lugar, descubrir el origen etimológico de las dos palabras principales que le dan forma:
-Curva, en primer lugar, procede del latín. En concreto, deriva de “curvus”, que puede traducirse como “curvado”.
-Indiferencia, en segundo lugar, también emana del latín. En su caso, deriva de “indifferentia”, que es sinónimo de “cualidad de no distinguir” y que es fruto de la suma de cuatro componentes delimitados: el prefijo “in-”, que significa “no”; el elemento “dis-”, que es sinónimo de “separación”; el verbo “ferre”, que puede traducirse como “llevar”; y el sufijo “-ia”, que se emplea para indicar “cualidad”.

Curva de indiferencia

En el terreno de la economía es habitual que se apele a la noción de curva con referencia a la representación gráfica de la magnitud de un fenómeno: curva de demanda, curva de oferta, etc.

En esta oportunidad vamos a centrarnos en el concepto de curva de indiferencia, que permite conocer las distintas combinaciones de productos que brindan al comprador el mismo grado de satisfacción. Esto permite analizar el comportamiento del consumidor.

Para obtener la curva de indiferencia, se debe preguntar al individuo cuál es la combinación de dos productos que prefiere, variando las cantidades de cada uno. A mayor cantidad de un producto R, disminuye la cantidad de un producto S y viceversa. Al llegar a dos opciones que resultan indiferentes para la persona, ambos puntos se hallan en la misma curva de indiferencia. En dicha curva, todos los puntos le brindan idéntico nivel de satisfacción.

Lo que hace la curva de indiferencia es revelar las predilecciones entre pares de productos, sin tener en cuenta el precio del bien o los ingresos de consumidor. En la curva de indiferencia, de hecho, los distintos puntos tienen diferentes valores monetarios, aunque la satisfacción que le brindan al consumidor es la misma.

Una curva de indiferencia puede trazarse combinando pizzas y empanadas, por ejemplo. El consumidor puede optar por distintas combinaciones: 4 pizzas y 24 empanadas, 6 pizzas y 18 empanadas, 8 pizzas y 12 empanadas, etc. La curva revela a cuántas pizzas está dispuesto a renunciar para comprar más empanadas, y lo mismo pero al revés (cuántas empanadas dejaría de comprar para obtener más pizzas).

Además de todo lo indicado, no podemos pasar por alto una serie importante de datos o características de las llamas curvas de indiferencia regular como son estos:
-No se cortan entre sí.
-Cuentan con pendiente negativa.
-Son convexas al origen.
-Cuanto más lejos están del origen, mayor es el nivel de utilidad que tienen.
-La pendiente que tiene una curva de indiferencia responde al nombre de relación marginal de sustitución.

Asimismo, hay que saber que hay varios tipos de curvas de indiferencia. En concreto, entre las más frecuentes se puede hablar, por ejemplo, tanto de las curvas de indiferencia de bienes que son complementarios perfectos, como también de las llamadas las curvas de indiferencia de bienes que son sustitutos perfectos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de curva de indiferencia (https://definicion.de/curva-de-indiferencia/)

Buscar otra definición