Definición de delfín

La etimología de delfín nos lleva al vocablo latino delphin, un término derivado del griego delphís. Un delfín es un animal mamífero acuático que forma parte del grupo de los cetáceos.

Delfín

Los delfines son piscívoros: comen peces. Existen más de una treintena de especies de este animal que suele medir unos tres metros de largo y que tiene una única abertura nasal.

El cuerpo del delfín es oscuro en su parte superior y blanquecino en el sector inferior. Cuenta con una cabeza grande, boca grande con dientes en sus dos mandíbulas, hocico alargado y ojos pequeños.

Es importante mencionar que los integrantes de la familia Delphinidae viven en aguas saladas, por lo general tropicales o templadas. Los llamados delfines de río, en cambio, pertenecen al conjunto familiar Platanistoidea.

La inteligencia es una de las características más sobresalientes de los delfines. Es habitual que interactúen con las personas, siendo muchas veces entrenados para participar de distintos tipos de espectáculos. Incluso son empleados por ejércitos para la detección de minas y otras tareas.

Para comunicarse con otros ejemplares de su especie, un delfín puede apelar a saltos, danzas y sonidos. Estos animales también usan la ecolocalización para orientarse: emiten sonidos y luego interpretan el eco que se produce.

Delfín, por otra parte, era un título nobiliario que se le otorgaba al príncipe heredero del rey de Francia. Dicha distinción existió entre mediados del siglo XIV y las primeras décadas del siglo XIX. En la actualidad, por extensión, se conoce como delfín al sucesor que elige una personalidad para que siga sus pasos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de delfín (https://definicion.de/delfin/)