Definición de descripción subjetiva

Una descripción es una enumeración de los rasgos o de las características de algo o de alguien, desarrollada a través del lenguaje. De acuerdo a sus propiedades, la descripción puede ser calificada de distintas maneras.

Descripción subjetiva

Se llama descripción subjetiva a aquella en la cual la subjetividad del individuo que describe resulta explícita. Cabe recordar que lo subjetivo es algo relacionado con la manera de sentir o de pensar del sujeto: es decir, que no está vinculado al objeto en sí mismo.

Una descripción subjetiva, por lo tanto, transmite los sentimientos y los pensamientos de la persona, a diferencia de lo que ocurre con una descripción objetiva (que intenta acercarse todo lo posible a la realidad, dejando de lado las opiniones y las consideraciones personales).

Supongamos que un joven, al describir la casa que acaba de comprar, les comenta a sus amigos: “Es una casa hermosa, digna de un rey. Sus dimensiones son tan grandes que un elefante se sentiría cómodo en ella. Y su diseño es propio de un artista de primer nivel”. Como se puede advertir, el muchacho realiza una descripción subjetiva ya que utiliza adjetivos calificativos y presenta sensaciones que pueden compartirse o no.

Otra persona, en cambio, podría optar por realizar una descripción objetiva: “Es una casa con una superficie de 120 metros cuadrados, con piso de mosaico, paredes de ladrillos y techo de tejas”. En este caso, no hay subjetividad en la descripción, sino que solo aparecen datos objetivos.

Cabe destacar que, cuando la descripción subjetiva utiliza un lenguaje poético o recursos retóricos, también puede resultar una descripción literaria: “Era una mujer cuyos ojos esmeralda atravesaban el alma, con una sonrisa mágica que exhibía incontables perlas perfectas y un cabello que parecía formado por rayos del sol”.

Descripción subjetivaLas figuras literarias, por lo tanto, suelen aparecer en este tipo de descripciones, y entre ellas se encuentran la metáfora, la comparación y la hipérbole. La intención de incluirlas es conseguir que el texto goce de un mayor grado de belleza, pero también de un cierto ritmo, algo que puede aportarle mucha personalidad.

Dado que cada individuo, de todas las especies del planeta, percibe la realidad de una manera particular y tan válida como la de cualquier otro, y que la descripción no es más que un dibujo con palabras de dicha realidad, podríamos decir que ni siquiera la descripción objetiva carece absolutamente de subjetividad. Por más que nos apoyemos en unidades de medida para hablar de las dimensiones de una casa o incluso de la masa corporal de un objeto dado, dichas unidades las creó el ser humano, de manera arbitraria, y alguien podría considerarlas poco precisas o inválidas.

¿Cómo son los seres vivos y las cosas a nuestro alrededor? ¿Sabemos cómo son nuestros amigos, nuestra casa, nosotros mismos? Claro que sí, así como los demás lo saben, aunque probablemente la descripción que cada uno dé sea diferente. Cuando alguien hace una descripción subjetiva deja bien claro que su prioridad no es la precisión de las formas ni las cuestiones propias de la física, sino su punto de vista y sus emociones.

Así como el objeto de la descripción subjetiva pierde importancia frente a las intenciones del emisor de expresar sus propios sentimientos, es importante que el receptor sea el adecuado. En este caso, debería tratarse de alguien que no espere una lista de propiedades físicas y químicas, que puedan ser medidas haciendo uso de herramientas científicas, sino una serie de opiniones personales que él puede o no compartir, pero que le aportarán un punto de vista único. También es fundamental usar un lenguaje que la otra parte pueda comprender, y esto se aplica a cualquier tipo de descripción.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2017. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de descripción subjetiva (https://definicion.de/descripcion-subjetiva/)

Buscar otra definición