Definición de desmotivación

La idea de desmotivación hace mención a la ausencia de motivación: los estímulos externos o internos que llevan a un individuo a desarrollar una acción. Una persona desmotivada, por lo tanto, no encuentra estímulos para actuar.

Desmotivación

Por ejemplo: “La violencia de la región constituye una desmotivación para los viajeros, que prefieren elegir otros destinos”, “La falta de reconocimiento lleva a la desmotivación de los empleados”, “Tenemos que luchar contra la desmotivación de las fuerzas policiales”.

Resulta sencillo comprender a qué se refiere la noción de motivación si la analizamos en oposición al concepto de motivación. La motivación es algo que moviliza al individuo: le genera el deseo o la intención de realizar una actividad para alcanzar una meta o cumplir un objetivo. Cuando no existe aquello que hace surgir ese deseo, aparece la desmotivación y la persona no halla motivo para accionar o esforzarse.

La desmotivación es un problema habitual en el universo laboral. Cuando un trabajador siente que, haga lo que haga, obtendrá el mismo resultado o la misma respuesta, pierde el interés en esforzarse. A un vendedor que cobra siempre el mismo salario ya que no recibe comisiones por venta ni premios es probable que no le importe vender más o menos. La desmotivación, por lo tanto, le resulta cotidiana. En cambio, aquel que sabe que, a medida que aumentan sus ventas también se incrementan sus ingresos, se esforzará en el trabajo con la motivación de ganar más dinero.

En el contexto de la educación, la desmotivación se hace presente cuando los estudiantes sienten que los contenidos que se les enseñan no son útiles ni interesantes. Distinto es el caso de los alumnos que creen que, al aprender algo, mejorarán sus aptitudes y podrán usar eso a su favor.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de desmotivación (https://definicion.de/desmotivacion/)