Definición de detención

Con origen en el latín detentĭo, el término detención está vinculado al verbo detener. Esta acción consiste en frenar, paralizar o suspender la marcha o algo que se está realizando.

Detención

Por ejemplo: “La detención de las obras fue decidida por las autoridades municipales ante el riesgo de derrumbe”, “Es un buen arquero, pero tiene problemas con la detención del balón cuando llega con mucha parábola”, “La detención del tren fuera de control recién se logró a un kilómetro de la estación”.

En estos casos podemos advertir que la noción de movimiento siempre está presente, aunque a veces de manera más simbólica que otras. Por ejemplo, mientras que la detención de un balón o de un tren en plena marcha son realmente interrupciones del avance de un cuerpo material, la de una obra de construcción se refiere al cese de una serie de actividades.

El concepto de detención, de todas formas, suele aparecer asociado a la acción de un integrante de una fuerza de seguridad que captura y arresta a una persona. La detención, en este sentido, consiste en privar a un sujeto de su libertad durante un cierto periodo temporal.

Una autoridad competente es quien puede ordenar la detención de una persona cuando ésta es sospechosa de haber cometido un delito. El objetivo es que el sospechoso sea llevado ante el Poder Judicial para determinar su eventual culpabilidad.

Otra posibilidad es que un oficial de policía decida la detención de una persona cuando la encuentra cometiendo un delito in fraganti. Si un agente pasa frente a una tienda y nota que un hombre encapuchado está forzando la puerta, puede detenerlo y, de esta manera, privarlo momentáneamente de su libertad.

La duración de la detención depende de lo establecido por la ley y de lo fijado por un juez. Una persona puede estar detenida preventivamente hasta que llegue la sentencia judicial o quedar detenida durante el tiempo que establezca una pena ya confirmada.

DetenciónLa detención puede ser un momento muy difícil de atravesar y superar para la persona arrestada, sin que importe tanto su grado de culpabilidad. Haya o no cometido los actos de los cuales se la acusa, puede resultar muy violento que un grupo de oficiales de la policía la priven de su libertad en plena calle, frente a gente desconocida o incluso en el contexto de una reunión con familia o amigos.

Si bien la mayoría de las personas conoce la detención a través de la pantalla como algo ajeno, que jamás le ocurrirá «porque se abstiene de cometer delitos», nadie está del todo a salvo de ella, ya que a diario la policía comete varios errores a la hora de juzgar a los sospechosos. Lamentablemente, no son raras las noticias de detenciones o incluso asesinatos a las personas equivocadas, simplemente porque «se parecían demasiado a los criminales».

En cualquier caso, los abogados recomiendan a quienes deban atravesar una detención policial que mantengan la calma y sigan las recomendaciones al pie de la letra, para evitar que su situación empeore. Sobre todo en los arrestos por error, la reacción del acusado puede ser violenta por exceso de resistencia y desembocar en una segunda acusación, la cual sí deberá afrontar.

Ya en la estación de policía, dependiendo de muchos factores es probable que la persona deba pasar varias horas o incluso más de un día esperando una decisión por parte de las autoridades. En una instancia como ésta debe exigir su derecho a comunicarse con alguien de confianza para pedirle ayuda, para que llame a su abogado o, al menos, decirle que no se preocupe y que espere noticias suyas.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2012. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de detención (https://definicion.de/detencion/)

Buscar otra definición