Definición de determinante

El primer paso que se hace necesario dar es dejar claro el origen etimológico del término determinante. En ese sentido, tendremos que decir que emana del latín, y más exactamente del verbo “determinare”, que puede traducirse como “expresar con precisión una idea”. Este vocablo latino se encuentra conformado por dos partes claramente delimitadas: el prefijo “de“, que es sinónimo de “dirección de algo de arriba hacia abajo”, y el verbo “terminare”, que es equivalente a “poner un límite”.

Determinante

Determinante es aquello que determina. El verbo determinar, por su parte, refiere a fijar los términos de algo, señalar algo para algún efecto, tomar una resolución, distinguir o discernir.

Por ejemplo: “La jugada del penal no cobrado fue determinante para el desarrollo del encuentro”, “Los expertos consideran que el apoyo del presidente será determinante en las próximas elecciones”, “Las palabras de mis padres son determinantes en mis decisiones”.

En la lingüística, un determinante es un morfema que, adyacente al sintagma nominal, lo cuantifica o especializa para formar con él un sintagma determinante. Los determinantes, por lo tanto, señalan un objeto y delimitan su significado.

Los determinantes lingüísticos se dividen en actualizadores, cuantificadores, interrogativos/exclamativos y predeterminantes. La expresión “Ya leí todo el libro” incluye el predeterminante “todo”, que fija el alcance de la frase a la totalidad del “libro”. La oración “Me gustó el libro”, por su parte, presenta el determinante actualizador “el”, mientras que “Quiero doble ración de patatas” exhibe el determinante cuantificador “doble”.

En cuanto a los determinantes interrogativos o exclamativos, son aquellos que se incluyen en expresiones como “¡Qué problema!” o “¿Cuántos jugadores?”.

De la misma manera, no podemos pasar por alto la existencia de estos otros determinantes de uso común:
• Demostrativos, que acompañan a los sustantivos y que tiene como objetivo el dejar patente la lejanía o proximidad de estos a los receptores. Ejemplos son “este”, “ese” o “aquel”.
• Posesivos. Estos determinantes, como su propio nombre indican, son aquellos que no sólo van junto al nombre sino que además indican si este pertenece a una o varias personas. Por ello, entre aquellos se encuentran “nuestro” o “tu”, entre otros.
• Numerales, que tienen como función principal el cuantificar con precisión así establecer un orden de colocación. Entre estos determinantes, que pueden ser ordinales o cardinales así como fraccionarios o multiplicativos, se encuentran “diez”, “cuarto”, “segundo”…

En el ámbito de la matemática, determinante es una expresión obtenida a partir de la aplicación de los elementos de una matriz cuadrada según ciertas reglas. Puede decirse que el determinante es una forma multilineal alternada.

De la misma manera, dentro del ámbito matemático, no podemos pasar por alto la existencia de lo que se conoce como adjunto de un determinante. Este podemos decir que es el menor complementario que aquel posee y se necesita, para poder calcularlo, el hacer uso de distintas funciones que se basan en el uso de los símbolos + y -.

Para una base de datos, un determinante es un atributo del cual depende funcionalmente otro atributo. Este segundo atributo, por lo tanto, no tiene sentido sin la presencia del primero.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de determinante (https://definicion.de/determinante/)