Definición de deuda interna

Una deuda es una obligación que una persona o una entidad tiene que reintegrar o satisfacer. Por lo general refiere a una obligación económica que se paga con dinero, aunque también puede tratarse de una obligación moral. Lo interno, por su parte, es aquello que pertenece al interior de algo (es decir, a lo que está adentro).

Deuda interna

La idea de deuda interna, en este marco, se refiere a la porción de la deuda pública de una nación cuyos acreedores son ciudadanos de esa misma nación. El resto de la deuda pública se constituye por la deuda externa (los acreedores, en ese caso, son extranjeros).

Veamos un ejemplo simple para comprender qué es la deuda interna. Un país X tiene una deuda pública de 100 millones de pesos. De ese total, 40 millones corresponden a acreedores internos (ciudadanos del país X), mientras que 60 millones pertenecen a acreedores externos (ciudadanos de otros países). La deuda interna del país X, por lo tanto, es de 40 millones de pesos, mientras que su deuda externa es de 60 millones.

La deuda interna muchas veces se compone de bonos y de otros valores que el Estado coloca en el mercado interno. Si el Estado emite bonos por 10 millones de pesos que adquieren inversos nacionales, ese monto pasa a formar parte de su deuda interna, ya que en el plazo acordado deberá desembolsar ese dinero más los intereses correspondientes.

La idea de deuda interna también suele emplearse en sentido simbólico para aludir a aquellas problemáticas que sufren los habitantes de un país y que los gobiernos no logran resolver: “El analfabetismo es una deuda interna que arrastramos desde hace décadas”, “La falta de hospitales de alta complejidad en el norte era una deuda interna: por eso invertimos millones de pesos para saldarla”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de deuda interna (https://definicion.de/deuda-interna/)