Definición de diana

Las primeras acepciones de diana que menciona el diccionario de la Real Academia Española (RAE) hacen referencia al sonido que se realiza para dar comienzo a algo. El término suele vincularse al toque de trompeta realizado para despertar a los soldados o para iniciar una celebración.

Diana

En el ámbito militar, por lo tanto, la diana es el toque que se hace al amanecer con el objetivo de que los integrantes de la tropa se levanten de la cama. También puede emplearse para que los soldados se preparen para la marcha.

La idea de diana, por otra parte, puede hacer mención a un blanco de tiro o al sector central de este elemento. Los blancos son superficies que presentan diversos círculos concéntricos: la circunferencia más pequeña, que se halla en el centro, es la diana.

Para la medicina, la diana es un órgano o una célula al cual es dirigida la acción de una enzima, un fármaco, una hormona o un reactivo. En concreto se habla de diana terapéutica para nombrar al punto del organismo donde un medicamento produce su efecto: puede tratarse de una proteína, de un lípido o de otro tipo de sustancia.

Siguiendo con estos últimos significados de la noción, la expresión “hacer diana” refiere a atinar o acertar.

Diana, por otra parte, es una diosa de la mitología romana y un nombre de mujer. Entre las personalidades llamadas Diana, podemos nombrar a Diana Spencer (la princesa de Gales, también conocida como Lady Di), Diana Ross y Diana Mitford.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de diana (https://definicion.de/diana/)