Definición de disautonomía

Se denomina disautonomía a un trastorno provocado por problemas en el sistema nervioso autónomo, cuya función es el control y la regulación de las funciones automáticas del organismo (como la temperatura, la presión y el pulso). Esta alteración hace que la persona no pueda desarrollar acciones con normalidad.

Disautonomía

Décadas atrás la disautonomía era conocida como neurastenia (una debilidad registrada en el sistema nervioso). Hoy se entiende a la disautonomía como un padecimiento crónico y multisintomático que genera un grado de discapacidad. Por motivos desconocidos, las mujeres tienen más propensión que los hombres a experimentar la disautonomía.

Quien padece disautonomía puede sentirse fatigado, tener sueño, lucir pálido y presentar las manos y los pies fríos. Incluso es posible que sufra taquicardia, mareos y hasta desmayos. Los dolores frecuentes de articulaciones y cabeza y la irregularidad en la presión arterial también forman parte de este mal que no es contagioso.

Un virus, una intoxicación, un traumatismo o una enfermedad autoinmune pueden provocar un daño en el sistema nervioso autónomo que derive en la aparición de la disautonomía. Las mujeres con disautonomía que quedan embarazadas, por otra parte, pueden registrar un empeoramiento o un alivio de los síntomas, según el caso.

Aunque la disautonomía no puede curarse, es posible desarrollar un tratamiento para minimizar sus efectos y permitir que el paciente desarrolle su vida de la mejor manera posible. El médico puede recetar ciertos fármacos para tratar determinados síntomas o sugerir ciertos hábitos y rutinas (como realizar ejercicio físico y beber mucha agua, por ejemplo).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de disautonomía (https://definicion.de/disautonomia/)