Definición de sistema nervioso autónomo

El sistema nervioso es la red de tejidos encargada de captar y procesar señales internas y externas para que el organismo pueda desarrollar una interacción eficaz con el medio ambiente. Este sistema siente los estímulos (función sensitiva), los analiza, guarda información y promueve una decisión al respecto (función integradora), que se traduce en un movimiento muscular, una secreción glandular, etc. (función motora).

Sistema nervioso autónomo

En sentido anatómico, el sistema nervioso puede dividirse en sistema nervioso central o SNC (formado por el encéfalo y la médula espinal) y sistema nervioso periférico o SNP (compuesto por los nervios craneales y los nervios raquídeos). Desde un punto de vista funcional, en cambio, es posible dividir el sistema nervioso en sistema nervioso autónomo y sistema nervioso somático.

El sistema nervioso autónomo o sistema nervioso vegetativo recibe la información del medio interno y envía una respuesta a los músculos, las glándulas y los vasos sanguíneos. Las funciones de este sistema nervioso son involuntarias y se activan a partir de los centros nerviosos que se hallan en el hipotálamo, el tallo cerebral y la médula espinal.

Algunas de dichas acciones involuntarias son los latidos del corazón y los movimientos de los vasos sanguíneos. Cuando el sistema nervioso autónomo se ve afectado, pueden ocurrir diversos trastornos de variada gravedad, como ser: problemas de corazón; disfunción eréctil; problemas de la presión arterial; dificultad para respirar y para deglutir.

Lo que hace el sistema nervioso autónomo es transmitir los impulsos desde el sistema nervioso central hasta la periferia, estimulando los órganos. La circulación sanguínea, la respiración, la digestión y el metabolismo son algunas de las funciones corporales reguladas por el sistema nervioso autónomo.

La división funcional del sistema nervioso autónomo nos permite hablar del sistema simpático (formado por ganglios paravertebrales y ganglios prevertebrales o preaórticos), sistema parasimpático (ganglios aislados) y sistema nervioso entérico (que controla el sistema gastrointestinal).

Los trastornos que generalmente se asocian al sistema nervioso autónomo pueden aparecer en forma aislada, o bien como consecuencia de otras enfermedades, entre las que se encuentran la diabetes, la enfermedad de Parkinson y el alcoholismo. Además, se puede hablar de trastornos que afectan al sistema en su totalidad o bien parte de él, como ocurre con los síndromes de dolor regional complejo.

Sistema nervioso autónomoAlgunos de los problemas del sistema nervioso autónomo son transitorios, aunque otros tantos tienden a empeorar con el paso del tiempo. Los trastornos que atacan la función cardíaca o la respiración pueden poner en riesgo la vida. Cuando existe una enfermedad subyacente (la principal, que origina los problemas en cuestión), algunas veces es posible obtener mejoras si se la trata directamente, aunque lo más frecuente es que no exista una cura y que, por lo tanto, los tratamientos apunten a que los síntomas se vuelvan menos agresivos.

Veamos a continuación algunos conceptos relacionados con el sistema nervioso autónomo:

Disautonomía

La disautonomía es una condición que engloba casi todas las enfermedades o disfunciones del sistema nervioso autónomo y se puede manifestar de diferentes maneras, según la persona. Por lo general, se aprecian súbitos descensos en la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca, náuseas, vómitos y mareos.

Sudoración palmar

También llamada hiperhidrosis palmar, la sudoración palmar es una reacción del sistema nervioso autónomo que va de la mano de la ansiedad, el miedo y la desesperación. Este trastorno afecta en forma considerable la calidad de vida y es objeto de diversas investigaciones clínicas, algunas de las cuales señalan que el control voluntario es posible.

Frecuencia cardíaca

El estrés psicológico puede producir reacciones por parte del sistema nervioso autónomo que afecten directamente la frecuencia cardíaca aunque no exista una condición cardiovascular. Si bien no es posible el control voluntario, sí se puede regular este problema a través del control asistido de la frecuencia respiratoria.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de sistema nervioso autónomo (https://definicion.de/sistema-nervioso-autonomo/)