Definición de ductilidad

Ductilidad es la cualidad de dúctil. Este adjetivo puede hacer referencia a algo acomodadizo, condescendiente, fácilmente deformable, que admite grandes deformaciones mecánicas o que mecánicamente puede extenderse con alambres o hilos.

Ductilidad

Se conoce como ductilidad a la propiedad de aquellos materiales que, bajo la acción de una fuerza, pueden deformarse sin llegar a romperse. Estos materiales, como ciertos metales o asfaltos, se conocen como dúctiles. En cambio, los materiales que no poseen esta propiedad se califican como frágiles. Esto quiere decir que los materiales dúctiles pueden experimentar importantes deformaciones antes de romperse, mientras que los frágiles se rompen casi sin deformación.

Los materiales dúctiles toleran métodos de fabricación por deformación plástica y soportan una mayor cantidad de uso, ya que se deforman antes de romperse. Es necesario aplicar una gran fuerza para romper un material dúctil: sus átomos pueden deslizarse unos sobre otros, estirando el material sin romperse.

Es importante saber distinguir entre los términos dúctil y blando. En primer lugar, la ductilidad sólo aparece cuando un material en particular es sometido a una fuerza de gran magnitud; por ejemplo, si se aplica una carga pequeña, entonces el material se deformará discretamente, y recién cederá y se deformará en un grado mucho mayor cuando se lo lleve al límite. Lo más curioso y digno de ser destacado es que cuando este tipo de material atraviesa esa barrera, en la cual la fuerza ejercida sobre él es considerable, conserva su integridad y simplemente cambia de forma.

Durante un ensayo de tracción, un experimento que consiste en evaluar las propiedades relacionadas con la resistencia de un material buscando el punto en el cual se rompen, los dúctiles atraviesan una etapa de deformación irreversible muy considerable que se caracteriza por un mínimo aumento de la carga a la cual se somete.

DuctilidadPara la industria de la tecnología y sin tener en cuenta ciertas cuestiones de tipo económico, resulta muy ventajoso utilizar este tipo de materiales para la fabricación de productos, dado que admiten técnicas muy convenientes para obtener ciertas formas complejas o específicas. Con respecto a su uso, su flexibilidad antes de ser destruidos es su aspecto más atractivo; un material frágil llega a la rotura sin dar señales a su usuario, mientras que en el caso de los dúctiles se advierte una torsión extrema, de manera que resultaría imposible romperlos por accidente.

Los materiales dúctiles suelen ser utilizados especialmente en productos para niños, buscando aumentar no sólo la durabilidad de los objetos sino ofrecer mayor seguridad. Opuesto a la fragilidad, la ductilidad asegura que sea necesario un esfuerzo muy pronunciado para que se produzca el quiebre, y evita el esparcimiento en pequeños fragmentos, peligrosos principalmente para los niños y animales domésticos, quienes suelen llevarse todo a la boca.

En otro sentido, se asocia la ductilidad con la capacidad de una persona de cumplir con éxito diversas tareas o funciones. Un jugador de básquetbol dúctil, por ejemplo, estará en condiciones de anotar puntos desde cualquier sector del campo, dar asistencias y conseguir rebotes.

Un empleado dúctil es aquél que puede cumplir con distintas obligaciones dentro de una misma empresa: “Juan siempre me sorprende por su ductilidad: ayer vendió decenas de productos, hoy está a cargo del pago a proveedores y mañana me ayudará a realizar una campaña de marketing”, “Lamento informarle que vamos a prescindir de sus servicios: necesitamos a alguien con más ductilidad para este puesto”.

Existen claras diferencias entre este término y versatilidad, sobre todo cuando se utilizan como calificativos de personas: si bien ambos hacen alusión a la flexibilidad de un individuo, alguien versátil es capaz de hacer muchas cosas diferentes, que generalmente se asocian con talentos diversos, mientras que una persona dúctil puede atender muchos asuntos a la vez sin problemas, especialmente por su buena predisposición y no necesariamente por sus habilidades.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de ductilidad (https://definicion.de/ductilidad/)