Definición de duende

Un duende es un ser fantástico que aparece en la mitología de numerosas culturas. Por lo general se trata de una criatura con apariencia humanoide, aunque de menor tamaño que el promedio de las personas adultas.

Duende

De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), los duendes son espíritus que toman la figura de niños o ancianos y provocan diversos trastornos en los lugares donde habitan. Los duendes, según las leyendas populares, tienen la capacidad de encantar o hechizar las casas y los bosques.

Es habitual que los duendes sean presentados como humanoides que miden menos de un metro de altura, tienen las orejas puntiagudas y suelen ser bromistas. Otra característica de los duendes es que logran escabullirse con facilidad, por eso resulta muy complicado verlos y atraparlos.

En cuanto a su condición moral, el folclore alude a duendes buenos que ayudan a las personas y a duendes maliciosos que les causan problemas. Estos inconvenientes provocados por los duendes, de todos modos, no suelen ser graves.

Existen muchos tipos de duendes según cada cultura. Entre los más conocidos aparecen los gnomos, asociados al mundo subterráneo, las minas, los bosques y los jardines. Estos duendes lucen grandes gorros de color rojo. El leprechaun, por su parte, es un duende irlandés que viste de verde y custodia calderos llenos de monedas de oro.

Los duendes navideños, por otro lado, son pequeños seres que ayudan a Santa Claus o Papá Noel. Se trata de duendes que fabrican los juguetes y los obsequios que luego reparte Santa Claus entre los niños en Navidad.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de duende (https://definicion.de/duende/)