Definición de elefante

En el latín es donde se encuentra el origen etimológico del término elefante. En concreto, deriva de “elephans – elephantis” que, a su vez, procede del griego “elefas”.

El elefante es el animal terrestre más grande. Se trata de un mamífero que forma parte del grupo de los proboscidios: aquellas especies que presentan una trompa prensil y cuyas extremidades tienen cinco dedos que finalizan en pezuñas y están vinculados por una masa de carne.

Elefante

La característica física más notoria de los elefantes, además de su enorme tamaño, es su trompa, que une el labio superior y la nariz. Sus grandes orejas, a diferencia de sus ojos y su cabeza pequeños, constituyen otra de sus particularidades, mientras que también se destacan sus dos dientes incisivos (que suelen ser llamados colmillos).

En la actualidad existen dos géneros de elefantes: los elefantes asiáticos (Elephas) y los elefantes africanos (Loxodonta). Hay científicos que sostienen que las dos subespecies de elefantes africanos son, en realidad, especies distintas, aunque no hay consenso al respecto.

Un elefante marino, por otra parte, es un animal acuático con apariencia física similar a la de la foca. Los ejemplares machos de este género tienen un hocico extenso semejante a una trompa.

Los elefantes marinos del sur viven en costas patagónicas, en la Antártida y en zonas de Tasmania y de Australia. Los elefantes marinos del norte, por su parte, residen en el oeste norteamericano.

De la misma manera, no podemos pasar por alto que el elefante es un animal que, en diferentes rincones del mundo, es visto como un símbolo de la buena suerte. En concreto, para los hindúes no solo atrae la prosperidad sino también una vida larga, ayuda a ser más paciente y aporta sabiduría.

Además también se asocia a luchar contra la adversidad, a alejar envidias y a aprender a ser resistente. Eso sí, en todos estos casos la figura del elefante que se posea para atraer todas esas cosas positivas debe tener la trompa hacia arriba.

La noción de elefante también se emplea en varias expresiones de uso coloquial. Cuando alguien sobresale por tener mucha memoria, se dice que tiene “memoria de elefante” (en alusión a su tamaño). Un “elefante blanco”, por otra parte, es algo cuyo mantenimiento es muy costoso y, sin embargo, no tiene utilidad ni brinda beneficios.

El elefante es un animal que ha estado muy presente dentro del mundo de la cultura. Así, por ejemplo, no podemos pasar por alto que el ejemplar más conocido es, sin lugar a dudas, Dumbo. Se trata de un elefante, protagonista de la película del mismo título, que vive en un circo y que es ridiculizado por sus grandes orejas, lo que le causa un gran dolor.

No obstante, llegará un momento en el que descubrirá que esas orejas le permiten volar y eso hará que se convierta en la verdadera estrella del citado circo.

Ese personaje fue creado por la escritora Helen Aberson para el libro homónimo, que estuvo ilustrado por Harold Pearl. No obstante, Walt Disney lo adaptó en 1941 para la gran pantalla y este 2019 se ha vuelto a versionar la historia de ese animal.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de elefante (https://definicion.de/elefante/)

Buscar otra definición