Definición de marfil

El término marfil procede de un vocablo del árabe hispánico que hace alusión al hueso de un elefante. El concepto se usa con referencia a la materia blanca y de gran dureza que compone los dientes de los animales mamíferos.

Marfil

En la zona de la raíz, el marfil se encuentra cubierto por el cemento, mientras que en la corona está protegido por el esmalte. De color blanquecino –aunque con los años se torna amarillento–, presenta distintas bandas que se corresponden a líneas de crecimiento.

El marfil, también conocido como dentina, está entre los tejidos más duros del cuerpo. La mayor parte del órgano dentario está formada por esta sustancia.

Por sus características, el marfil se usa para tallar objetos artísticos o decorativos. El marfil que se obtiene de los colmillos de los elefantes es el más conocido, aunque a lo largo de la historia también se ha empleado marfil de hipopótamo, de morsa y de otras especies.

Antes con marfil se fabricaban botones de sacos, bolas de billar y las teclas del piano. También se producían peines, cepillos y otros objetos. Sin embargo, debido a la gran cantidad de animales asesinados para la obtención de marfil, con los años se establecieron restricciones y prohibiciones para comercializar este material.

Costa de Marfil, por otra parte, es un país de África que tiene a Yamusukro como capital. Cerca de 23 millones de habitantes viven en esta nación cuyo nombre, acuñado por los conquistadores franceses, se debe al comercio del marfil que se obtenía de los elefantes africanos de la región.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de marfil (https://definicion.de/marfil/)

Buscar otra definición