Definición de marfil

En el árabe es donde podemos establecer que se encuentra el origen etimológico del término marfil. Exactamente deriva del árabe hispano “azm alfíl”, que puede traducirse como “hueso de elefante”.

Marfil

El concepto se usa con referencia a la materia blanca y de gran dureza que compone los dientes de los animales mamíferos.

En la zona de la raíz, el marfil se encuentra cubierto por el cemento, mientras que en la corona está protegido por el esmalte. De color blanquecino –aunque con los años se torna amarillento–, presenta distintas bandas que se corresponden a líneas de crecimiento.

El marfil, también conocido como dentina, está entre los tejidos más duros del cuerpo. La mayor parte del órgano dentario está formada por esta sustancia.

Por sus características, el marfil se usa para tallar objetos artísticos o decorativos. El marfil que se obtiene de los colmillos de los elefantes es el más conocido, aunque a lo largo de la historia también se ha empleado marfil de hipopótamo, de morsa y de otras especies.

Desde hace décadas existe una lucha encarnizada por hacerse con el marfil, que luego se emplea para darle forma a distintos objetos de gran valor. De ahí que miles de elefantes sean tiroteados al año para hacerse con sus colmillos. Y es que se calcula que por cada uno de esos se pueden llegar a pagar la friolera de 4.800 euros en lo que es el mercado negro.

Esta circunstancia se ha visto reflejada en el cine a través de numerosas películas. Una de estas es la que lleva por título “La caza del marfil”, que se estrenó en 2016 y que está dirigida por Kief Davidson. En concreto, se trata de un documental, producido por Leonardo DiCaprio, que gira en torno a la caza ilegal de marfil y a las tramas de corrupción que existen en torno a ella.

Antes con marfil se fabricaban botones de sacos, bolas de billar y las teclas del piano. También se producían peines, cepillos y otros objetos. Sin embargo, debido a la gran cantidad de animales asesinados para la obtención de marfil, con los años se establecieron restricciones y prohibiciones para comercializar este material.

También hay que exponer que existe la expresión “dientes de marfil”, que se usa para indicar que alguien tiene unos dientes perfectos y muy blancos. Expresión esa que se incluye, por ejemplo, en la canción “El emigrante” que popularizó Juanito Valderrama allá por el año 1949. Exactamente la canción dice así: «Tengo que hacer un rosario con tus dientes de marfil, para que pueda besarlo cuando esté lejos de ti”.

Costa de Marfil, por otra parte, es un país de África que tiene a Yamusukro como capital. Cerca de 23 millones de habitantes viven en esta nación cuyo nombre, acuñado por los conquistadores franceses, se debe al comercio del marfil que se obtenía de los elefantes africanos de la región.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de marfil (https://definicion.de/marfil/)

Buscar otra definición