Definición de epígrafe

La etimología de epígrafe nos lleva al vocablo del latín medieval epigraphe, a su vez procedente del griego epigraphḗ. El término tiene varios usos de acuerdo al contexto.

Epígrafe

Un epígrafe puede ser un resumen o una cita que antecede a un texto. En las obras divididas en capítulos, es habitual que se incluyan epígrafes antes de cada una de las partes.

Los epígrafes suelen emplearse para ilustrar o sintetizar las ideas principales del texto al cual preceden. La costumbre de incluir este tipo de anotaciones comenzó a popularizarse en el siglo XVI y desde entonces siempre se mantuvo, más allá de ciertos vaivenes en el uso de la práctica.

Lord Byron, Jean Paul Sartre, Edgar Allan Poe y Walter Scott son algunos de los escritores que han incluido epígrafes de esta clase en sus obras. A modo de ejemplo podemos citar el epígrafe que incluyó el estadounidense Mario Puzo al inicio de “El Padrino”, su novela más famosa: “Detrás de cada gran fortuna hay un crimen”. La frase pertenece al francés Honoré de Balzac, quien la utilizó en su trabajo “La comedia humana”.

Según la Real Academia Española (RAE), un epígrafe también puede ser un título, un rótulo o una inscripción. En el contexto del periodismo, la noción puede aludir a dos elementos diferentes.

En algunas regiones, se llama epígrafe al pie de foto: un texto breve que acompaña a una imagen. Este epígrafe puede ser utilizado para aportar más información o para atribuir el crédito de la fotografía.

Epígrafe, por último, también puede tratarse del texto que se ubica arriba del título y que permite contextualizarlo. En este caso, epígrafe es sinónimo de volanta.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de epígrafe (https://definicion.de/epigrafe/)