Definición de formidable

El adjetivo formidable tiene su origen etimológico en el vocablo latino formidabĭlis. La primera acepción que menciona la Real Academia Española (RAE) en su diccionario alude a aquello que provoca terror o un gran asombro.

Formidable

El uso más habitual de la noción, de todos modos, se vincula a algo que resulta espectacular, majestuoso o grandioso. Lo formidable, en este sentido, tiene cualidades muy positivas.

Por ejemplo: “El tenista checo jugó un partido formidable y logró conseguir la victoria en dos sets”, “Mi abuela era una mujer formidable, crió sola a sus ocho hijos en el medio del campo”, “El pianista alemán ofreció un concierto formidable que se extendió casi tres horas”.

El concepto puede emplearse en múltiples ámbitos. Un crítico literario puede asegurar que una novela es formidable cuando su trama es atrapante, los personajes están muy bien desarrollados y la intriga se mantiene hasta el final de la obra. Un futbolista formidable, por su parte, es aquel que logra destacarse por su capacidad, alcanzando un muy bien nivel de juego.

Como todas las calificaciones, considerar si algo es o no es formidable depende de la subjetividad. Una persona puede afirmar que el presidente de un país es formidable ya que desarrolla medidas que, en su opinión, son favorables para todos los habitantes. Otro individuo, en cambio, puede considerar que dicho mandatario es nefasto porque ejecuta políticas que solamente favorecen a los más ricos. Un mismo sujeto, por lo tanto, puede ser mencionado como alguien formidable o como un ser nefasto según los distintos puntos de vida.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de formidable (https://definicion.de/formidable/)

Buscar otra definición