Definición de fruticultura

Se denomina fruticultura al cultivo de árboles frutales. El concepto hace referencia a los saberes, las técnicas y los procedimientos que permiten desarrollar esta actividad con éxito para obtener frutas.

Fruticultura

Cabe recordar que las frutas (como la manzana, la uva, la pera, la naranja y la ciruela) son los frutos de los árboles que resultan comestibles para el ser humano. Un fruto, a su vez, es un producto de determinadas plantas que contiene y brinda protección a las semillas.

La fruticultura suele desarrollarse con el objetivo de lograr la explotación económica de los frutales. Las frutas que se obtienen son cosechadas y comercializadas, permitiéndole al productor ganar dinero.

Para el desarrollo de la fruticultura, los expertos buscan mejorar la genética de los árboles y optimizar las técnicas de producción. Esta actividad requiere de una planificación para aprovechar al máximo las posibilidades de cada árbol.

La fruticultura parte del análisis del suelo. Según sus características, sumadas a otros factores como las condiciones del clima y los recursos económicos disponibles, se eligen qué especies de plantas van a cultivarse. A través de la manipulación genética, luego se intentan mejorar las variedades.

Una vez que los árboles frutales ya están produciendo, se puede optar por la cosecha manual o mecánica. La fruticultura también se ocupa de las etapas posteriores a la recolección: el acondicionamiento, el envasado, la conservación y el eventual procesamiento de la fruta hasta su comercialización.

Es importante destacar que la fruta no solo se consume fresca (cruda): también puede emplearse para elaborar diversos productos, como aceites y jugos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de fruticultura (https://definicion.de/fruticultura/)

Buscar otra definición